thumbnail Hola,
En vivo

Copa Mundial

  • 18 de junio de 2014
  • • 21:00
  • • Estadio Jornalista Mário Filho (Maracanã), Rio de Janeiro, Rio de Janeiro
  • Árbitro: M. Geiger
  • • Espectadores: 74101
0
F
2

Los jugadores de la Selección, cabizbajos tras el gol de Chile

España 0-2 Chile: Adiós a Brasil

Los jugadores de la Selección, cabizbajos tras el gol de Chile

Getty

Eduardo Vargas y Charles Aránguiz destronan a los campeones del mundo

España ha dicho adiós al Mundial, confirmado las malas sensaciones que mostró en su debut ante Holanda. Hoy ha sido incapaz de superar el exigente 'match-ball' en el que se jugaba su continuidad en Brasil 2014. Esta derrota obliga a la prematura despedida del torneo de los hombres de Del Bosque, como el quinto campeón que cae de una Copa del Mundo en primera ronda de la edición siguiente.

España y Chile saltaron al legendario Maracaná -reviviendo el duelo que dirimieron en el mismo escenario en 1950- en este duelo de las 'Rojas' que en los últimos años se han hecho tan habituales como parejos, con sufridos triunfos hispanos que esta noche han tocado a su fin, en el momento clave del campeonato para los españoles.

Chile demostró conocer bien a España. Los andinos son un rival incómodo, pegajoso y con carácter que siempre han complicado la vida a España, un papel que han vuelto a revivir con un arranque voluntarioso y presionante, jaleado por la grada -aproximadamente con 40.000 chilenos poblando el templo carioca-, que ha trasladado la presión a los hispanos.

La sensación de debilidad de los españoles fue amainando, justo el tiempo en el que tardaron en recuperar el dominio y disponer de las primeras oportunidades -Diego Costa y Xabi Alonso-, abortadas por la defensa y por Claudio Bravo. Pero todos los miedos se reavivaron en 30 segundos, el tiempo que duró la pérdida de balón en la medular de Alonso y Alba, pasando por la gran asociación entre Aránguiz y Alexis para asistir a Vargas, quien driblaba a Casillas antes de batirle. Un gol que echaba a la lona a España con el cinturón de campeón en la cintura.

No era el único problema. La medular chilena taponaba cualquier comunicación de manera ordenada y Costa desaprovechaba las escasas oportunidades que disponía. La llegada del segundo tanto de los americanos, al filo del descanso, con un remate de Aránguiz al recoger un mal despeje de Casillas a falta lanzada por Alexis, sólo confirmó la crónica de una debacle anunciada.

El segundo tiempo sirvió para demostrar que el estado físico y mental de algunos de los internacionales estaba bajo mínimos, entregando la toalla desde el rincón. El colectivo no aportaba y las individualidades no asomaban, claudicando en Maracaná ante un contrincante que fue mejor y que ha despojado la corona a España. Una generacion de oro que ha escrito las mejores páginas del fútbol nacional y que abrirá un profundo debate sobre la continuidad de la misma. Lo único que está claro es que España no seguirá en la próxima ronda, diciendo adiós a Brasil antes de lo imaginado.


Artículos relacionados