thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de enero de 2014
  • • 22:00
  • • Estadio Manuel Martínez Valero, Elche
  • Árbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo
  • • Espectadores: 20014
1
F
1

Elche 1-1 Sevilla: Ni satisfacción ni decepción

Los ilicitanos rozaron la victoria frente a un Sevilla demasiado fallón de cara a puerta en un partido muy táctico e intenso

El Elche lo tuvo muy cerca pero un gol polémico de Carriço al borde del final dio un justo empate al Sevilla, que con el 1-1 consigue enlazar siete jornadas consecutivas sin perder y alargan la mala racha ilicitana, que aún así respira en la búsqueda de la permanencia.

Los dos equipos prometían intensidad y cumplieron las expectativas. Desde el inicio el partido tuvo un ritmo muy alto y los planteamientos de los técnicos funcionaban. Los visitantes mandaban por el centro con el fortísimo doble pivote formado por M’Bia e Iborra y las encomiables ayudas defensivas de Reyes. La presión ponía en apuros a los ilicitanos, que sólo rompían las líneas gracias a las internadas de Aaron y Gil pero sus imprecisiones en el último pase no permitían encontrar un rematador.

Fallos de cara a puerta

Con muy poco el Sevilla se plantaba cerca de Toño. La visión de juego de Rakitic y la facilidad asociativa de Reyes las aprovechaba el colombiano Carlos Bacca, que avisó un par de veces e incluso erró un remate clarísimo cuando tras regatear al guardameta verdiblanco la mandó fuera.  Los ilicitanos no se arrugaban y sabiéndose inferiores por el centro seguían en su empeño de colgar balones laterales que la defensa sevillista sacaba en más de una ocasión con muchos apuros. Con sus distintos argumentos ofensivos los dos tenían ocasiones pero el gol no terminaba de llegar.

El guión cambió poco o nada en la segunda mitad a la espera de variaciones tácticas de los técnicos que pudieran deshacer la igualada en juego y marcador. Emery fue el primero en apostar al órdago y retiró del terreno de juego a Iborra para apostar por el 4-4-2 que tan buenos resultados le había dado el fin de semana pasado frente al Getafe y así de nuevo volvió a sacudirse el dominio posicional ilicitano de los primeros compases del segundo acto.

Los cambios revolucionaron

Las ocasiones fueron llegando pero hoy no era la noche de Bacca. El colombiano erró un clarísimo pase de la muerte por querer colocar demasiado y posteriormente disparó al muñeco cuando tenía el balón franco para rematar a placer a la red local. Gameiro también se animaba pero con la misma fortuna que su compañero y competidor por el puesto en el ataque. Para el Elche las cosas empezaban a descuadrarse y fiaba sus empeños en buscar una contra balsámica que le diera ventaja.

Y llegó, vaya sí llegó. Marin salió en el último intento del técnico sevillista por adelantarse pero los cambios de Escribá fueron los únicos que acabaron surtiendo efecto. Sus dos apuestas, Fidel y Cristian Herrera protagonizaron el tanto. El extremo centró como ninguno de sus compañeros había hecho en todo el partido y Herrera no perdonó dibujando un cabezazo precioso  que Beto sólo pudo soñar con atrapar.

El Sevilla no se rindió tras el tanto e hizo la igualada gracias a un cabezazo de Carriço, que remató en posición más que dudosa un centro de Reyes. La igualada hacía justicia a un partido igualadísimo en el que los dos equipos contaron con ocasiones y dominio del balón, una batalla táctica que terminó en unas tablas que ni satisfacen ni desalientan a Elche y Sevilla en sus batallas por la permanencia y Europa.

Artículos relacionados