thumbnail Hola,
En vivo

Bundesliga

  • 19 de abril de 2014
  • • 15:30
  • • Eintracht-Stadion, Braunschweig
  • Árbitro: D. Siebert
  • • Espectadores: 23325
0
F
2

Claudio Pizarro, eterno 'bombardero'

Eintracht Braunschweig 0-2 Bayern Múnich: Claudio Pizarro alarga su leyenda en Alemania

Claudio Pizarro, eterno 'bombardero'

bundesilga.com

El tanto del peruano es el 172 en su carrera. Es el máximo artillero extranjero en Bundesliga

El Bayern Múnich ha vencido por la mínima y con el mínimo esfuerzo al Eintracht Braunschweig en un partido desigual que estuvo más cerca de terminar en empate que con el triunfo de cualquiera de los dos contendientes, aunque uno fuera el colista y el otro el campeón de la Bundesliga.

El Bayern saltó al césped del Eintracht-Stadion de Braunschweig con un once plagado de numerosos cambios, algunos obligados y otros no, con la intención de reservar parte de sus fuerzas para el duelo de Champions de esta semana con el Real Madrid.

La necesidad de puntuar del farolillo rojo y la comodidad del líder condujeron a un arranque plácido. Un remanso de paz bajo un sol primaveral que invitaba más al descanso que a generar movimientos. El paso de los minutos y la propia inercia de sendos equipos propiciaron las primeras oportunidades con un tono más rojo que amarillo, más a favor de los visitantes que del cuadro local.

La segunda parte contaba con la incertidumbre y la presión ejercida desde la grada, rugiendo y haciendo honor al sobrenombre del club sajón: los leones. El conjunto de Pep Guardiola disfrutó de sus mejores ocasiones en este tramo a través de la estrategia y de más llegada, por la mayor insistencia de su ataque más que por una mejora del juego.

A falta de un cuarto de hora, una acción hilvanada por la medular del Bayern terminó con un balón en profundidad para que el peruano Pizarro se reconciliara con el gol en una tarde que no estaba siendo positiva para sus intereses pero que terminaba con otro gol del 'bombardero de los Andes'.

El Eterno delantero que no se cansa de anotar contagió a Mandzukic, el cual aprovechaba su cuarto de hora que dispuso para hacer buena una asistencia desde ¡la portería! y batir a Davari. Fácil y sencillo, explicando por qué el Eintracht ocupa la última plaza de una Bundesliga que ya coronó hace tiempo al Bayern como vencedor.

Artículos relacionados