thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 26 de diciembre de 2014
  • • 13:45
  • • Stamford Bridge, London
  • Árbitro: M. Oliver
  • • Espectadores: 41589
2
F
0

Chelsea 2-0 West Ham: Diego Costa reina en el Boxing Day

El hispano- brasileño anotó el segundo y asistió a Terry en el primero. Matic volvió a maravillar. Cesc regresó al doble pivote junto al serbio

Qué bonito se ve todo cuando las piezas, cuando el engranaje del bólido que conduces encajan y giran a la perfección. Esa imagen da el Chelsea, la de un conjunto perfectamente estructurado, con las ideas acuñadas de maravilla y con cada uno de sus componente en un estado de forma sensacional. Como amenaza para el Boxing Day acudía el West Ham a Stamford Bridge, la gran revelación de lo que llevamos de temporada junto al Southampton, pero insuficiente para competir como rival peligroso ante los blues.

Mourinho se guardaba una modificación para este partido, el regreso a lo que venía haciendo habitualmente y que había tocado en los últimos encuentros, dejando que todo no corriese con la misma fluidez del principio. Fàbregas volvía al mediocentro junto a Matic, volviendo a formar esa pareja indestructible y de compenetración casi innata que estaba maravillando a Inglaterra. Hoy lo hicieron de nuevo. El serbio ya se ha erigido como uno de los mejores mediocentros puros del planeta fútbol. Roba, da, llega, un centrocampista total. Cubre la espalda a Cesc para que este dirija a su antojo, y cómo juega el Chelsea.

Tras unos primeros minutos en los que el West Ham intentó plantar cara, el dominio se volcó de lleno hacia el lado blue. Con Oscar, Willian y Hazard en la línea de tres mediapuntas, el Chelsea movió a su antojo, con tranquilidad, con la magia que ellos podía proporcionar en la parcela ofensiva. Un fútbol de toque que sale claramente beneficiado cuando Fàbregas es el director de orquesta unos metros por detrás. Adrían hizo lo que pudo y salvó a los hammers del primero, pero cuando la posesión no es el arma que abre el marcador, el Chelsea tiene su punto fuerte de toda la vida. A balón parado, y después de que Diego Costa peinase el córner de Hazard, Terry hacía el primero de la tarde navideña en Stamford Bridge. Era el segundo gol de esta semana para el rejuvenecido capitán.

El ritmo con el que maravilló el cuadro local en la primera mitad decayó notablemente en el arranque de los segundos 45 minutos. Creció levemente el West Ham, pero sobre todo bajó el Chelsea. Pero de nuevo, cuando algo falla, siempre aparece otro factor que desequilibra la balanza. Con nombre y apellidos, ese factor fue Diego Costa. Matic robaba el balón – el enésimo de la tarde- y entregaba para que el hispano-brasileño cabalgase, recortase y definiese con contundencia a la esquina de la portería. El tanto número 13 del ex del Atlético en la Premier y que culminaba uno de sus grandes partidos de la temporada.

Si el encuentro no terminó en goleada, la mayor parte de la culpa la tuvo Adrián. El guardameta español volvió a firmar una espectacular actuación que permitió a lo suyos marcharse con sólo dos goles en su casillero. El Chelsea logró una nueva victoria (la número 14 en liga) que le permite continuar en el liderato una jornada más. El domingo, sin tregua alguna, espera el Southampton 

Relacionados