thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 5 de octubre de 2014
  • • 15:20
  • • Stamford Bridge, London
  • Árbitro: M. Atkinson
  • • Espectadores: 41607
2
F
0

Los jugadores del Chelsea celebrando un gol ante el Arsenal

Chelsea 2-0 Arsenal: Londres sigue siendo territorio 'Blue'

Los jugadores del Chelsea celebrando un gol ante el Arsenal

Getty Images

Los de José Mourinho se llevan un nuevo derbi y dejan a los 'Gunners' a 9 puntos de distancia gracias a los goles de Eden Hazard, desde los once metros, y Diego Costa

El derbi londinense arrancó con 15 minutos de retraso debido al atasco que había en la capital británica, lo que comportó que aún no hubiesen llegado a Stamford Bridge todos los aficionados. Chelsea FC y Arsenal FC  se mostraron un respeto excesivo en los primeros compases de encuentro, en los que las imprecisiones y el juego duro eran el detonante de muchas jugadas.

Todo ello originó un nuevo lío en la historia peculiar entre Arsène Wenger y José Mourinho. El técnico galo se dirigió al portugués para empujarle y recriminarle una dura entrada de Gary Cahill sobre Alexis Sánchez, a lo que el luso respondió con claros gestos de que pedía a Wenger quue se volviese a su sitio.

Las malas noticias llegaron al feudo Blue cuando se confirmaba que Thibaut Courtois, que había recibido un golpe de Alexis en la cabeza minutos antes, se tenía que retirar del campo en estado ‘grogui’. Por él entró Petr Cech, que con pocos minutos en el campo se lució con una parada que evidenciaba que todavía tiene cuerda para rato. Cuando se asomaba la primera media hora de partido, Eden Hazard provocó una pena máxima que él mismo ejecutó segundos después. El belga se lo guisó y se lo comió en una fastuosa jugada en la que a Laurent Koscielny no le quedó otra que derribarlo.

El Chelsea buscó ‘matar’ al Arsenal en los primeros minutos de la segunda mitad. Hazard, sin duda el mejor del derbi, trató de adentrarse en el área de los Gunners con un nuevo jugadón repleto de delicatessens del belga, pero apareció muy rápido Matthieu Flamini para evitar el segundo gol de los locales.

Cuando más peligro estaba creando el Arsenal apareció de nuevo la conexión española. Cesc Fàbregas mandó un balón largo que controló Diego Costa con el pecho para batir maravillosamente por arriba a Wojciech Szczesny. Un gol que ‘mató’ definitivamente a un Arsenal y a un Wenger que sigue sin ganar un partido a José Mourinho.

Artículos relacionados