thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 19 de septiembre de 2012
  • • 20:45
  • • Celtic Park, Glasgow
  • Árbitro: N. Rizzoli
  • • Espectadores: 57759
0
F
0

Celtic 0-0 Benfica: Celtic Park sigue siendo un fortín

Celtic 0-0 Benfica: Celtic Park sigue siendo un fortín

Getty

Tres años después el estadio de los 'Bhoys' vivía un duelo de Champions ante uno de los clásicos de la competición. El encuentro tuvo alternativas pero sin grandes ocasiones

Las similitudes entre el Celtic y el Benfica son numerosas: han sido campeones de Europa, una gloria que llegó para ambos en la década de los 60, de forma doble en el caso de los lusos y en una oportunidad para los escoceses, precisamente en una final disputada en Lisboa. Los dos cuentan con un gran respaldo de público tanto en su país como fuera de sus fronteras. Y en el palmarés de sus ligas nacionales dominan la competición junto a su histórico rival, el Porto para los benfiquistas y el Rangers para los verdiblancos, aunque ahora camine por otras divisiones.

Celtic Park es uno de los fortines del torneo, donde los escoceses muestran su potencial y agresividad. Una versión alejada de la que esgrimen cuando salen de la isla, con planteamientos más cobardes y miedosos. No en vano, de sus últimos 30 encuentros en casa, en Champions, los de Glasgow han sumado 21 triunfos y sólo 4 derrotas.

La música de la Liga de Campeones volvía a sonar tres temporadas después en el feudo de los 'Bhoys' con el espectacular ambiente y la mística que guarda este estadio cuando el equipo verdiblanco salta al campo. En esta ocasión, para el primer enfrentamiento entre los dos principales candidatos de acompañar al Barcelona a la siguiente ronda, con permiso del Spartak moscovita.

El empuje inicial correspondió al Celtic, imponiendo su condición de anfitrión. Las ganas, la presión y la lucha y los balones aéreos eran las armas utilizadas por los 'católicos', el galés Matthews era el jugador que personificaba esas caracterísiticas con sus incursiones en banda derecha buscando al 'vinotino' Miku. Por el lado visitante, Rodrigo estaba custodiado por tres medios netamente ofensivos como Gaitán, Aimar y Salvio. Un tridente argentino que hacía exhibición de sus habilidades a partir de la primera media hora, teniendo el conjunto de las águilas las primeras ocasiones que no evitaban que la primera mitad acabase con el 0-0 inicial.

Las apariciones del incisivo Commons, en la reanudación, fueron contestadas por los lisboetas con remates de Garay y Gaitán. Las alternativas de control del juego se sucedían por ráfagas sin que ninguno de los dos conjuntos tomara el mando real del partido ni dispusiera de claras oportunidades para abrir el marcador.

Los últimos minutos se vivieron a buen ritmo e idéntica incertidumbre, los saques de esquina parecían el momento más cercano de desnivelar el electrónico para los dos equipos porque el Benfica no llegaba a concretar las acciones que hilvanaban su medular y las aperturas a bandas del Celtic se quedaban en el limbo, por lo que el reparto de puntos era un justo botín para estos dos clásicos del fútbol europeo a los que faltó pegada y sobró miedo para vencer.

Artículos relacionados