thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 28 de abril de 2014
  • • 22:00
  • • Estadio de Balaídos, Vigo
  • Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 17115
4
F
1

Celta 4-1 Valladolid: Nolito lidera la victoria de la salvación

Celta 4-1 Valladolid: Nolito lidera la victoria de la salvación

Getty Images

El atacante hizo dos de los cuatro goles de su equipo, que permanecerá una temporada más en Primera División

El Celta de Vigo, a la espera de que las matemáticas hagan su papel, celebró su permanencia en Primera División una temporada más tras golear al Valladolid (4-1) en un encuentro en el que brillaron Nolito y Fabián Orellana por encima del resto. El delantero de Sanlúcar, con un doblete, igualó la cifra goleadora establecida por Iago Aspas la pasada campaña (12). El chileno, con dos asistencias en la primera mitad, desniveló el encuentro al filo del descanso, pasando de estar en el más absoluto ostracismo a principios de temporada a convertirse en uno de los héroes de la salvación.

El equipo de Luis Enrique salió desde el primer minuto a por la victoria y no tardaron en contabilizarse las primeras ocasiones claras de gol. La primera nació en las botas del brasileño Charles, que estrellaba su remate desde la frontal en la madera tras un potente lanzamiento que desvió Jaime con la punta de los dedos. Cinco minutos más tarde iba a ser Nolito el que se toparía nuevamente con el palo, tras un centro desde la izquierda de Jonny que el delantero gaditano cabeceaba nuevamente a la base del poste.

En el minuto 37 Orellana iba a romper el partido. Primero asistiendo para que Charles marcara a placer tras una contra en la que Larsson había podido adelantar a los de Juan Ignacio Martínez. Y dos minutos más tarde hacía lo propio con Nolito, en un gran pase en profundidad que el ex jugador del Granada no perdonaba en el mano a mano ante Jaime.

El tiempo de descanso y reflexión no hizo más que empeorar y agravar la situación del Valladolid. Nolito marcaba cuando apenas se había cumplido el primer minuto tras la reanudación, y Mitrovic se introducía el balón en su propia portería en su intento por despejar el balón. El partido quedaba de esta manera visto para sentencia. Manucho maquillaría el luminoso cabeceando libre de marca a la red un buen centro de Óscar.

Los compases finales fueron de auténtica fiesta en Balaídos, donde sonó la 'Rianxeira' para poner el colofón a una gran noche para la afición celtiña. El rostro más amargo de la derrota lo escenificaba Bergdich en el banquillo tras ser sustituido, llorando desconsoladamente hasta el pitido final. Cuatro finales le quedan por delante al Valladolid para aferrarse a Primera División en su momento más crítico de la temporada, mientras que el Celta sonríe tras una temporada con luces y sombras que todo hace indicar terminará con un final feliz.

Artículos relacionados