thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 22 de diciembre de 2013
  • • 21:00
  • • Estadio de Balaídos, Vigo
  • Árbitro: Carlos Delgado Ferreiro
  • • Espectadores: 14500
1
F
1

Celta 1-1 Osasuna: Un punto que sirve para poco

Los navarros afrontaron mejor el choque para después apagarse en un encuentro revelador de la situación de los equipos

En Italia, los partidos entre equipos que se juegan la permanencia se denominan encuentros de 6 puntos, los 3 que sumas y los otros tantos que restas a tu rival. Celta y Osasuna se han repartido esta noche en Vigo sólo dos de ellos. Un pobre botín que mantiene a sendas instituciones en los últimos furgones de la Liga BBVA. Un punto que sirve para poco.

Ambos conjuntos saltaron al césped de Balaídos aparentando serenidad, conservando la posesión. Los primeros tímidos avisos del Celta espoleaban a Osasuna, con mucha agresividad en su respuesta. Fontás sacaba un gol cantado a Oriol Riera y, poco después, Torres no encontraba puerta. Oportunidades que anticipaban el tanto de Armenteros, avanzando sin oposición por la zona central para batir a Yoel. Los problemas se acumulaban a los hombres de Luis Enrique, Torres, acto seguido, enviaba el balón al palo y Oriol Riera se quedaba de nuevo con la miel en los labios en línea de meta. Los vigueses estaban en el ojo del huracán sufriendo un aluvión por parte rojilla.

Los hombres de Luis Enrique tenían una hora por delante para voltear el electrónico y con esa mentalidad tomaron el pulso al partido, recuperando el gusto por el toque, siendo fieles a sí mismos. A través de un saque de esquina, botado en corto, Rafinha ponía un servicio que Augusto prolongaba a las mallas con la ayuda de Lolo. La lectura del duelo se había invertido en unos 45 minutos con alternativas.

La incertidumbre continuaba en el segundo acto. El Celta tocaba y Osasuna esperaba para recuperar y armar el ataque en carrera, a pesar de que la defensa navarra perdía terreno poco a poco, facilitando las acometidas locales que hasta el momento resultaban inocuas, con los chuts del danés Krohn-Dehli como aval. Único jugador que se animaba a probar fortuna, sin suerte.

Las necesidades salían a la luz en el tramo final, con más corazón que cabeza, más intenciones que hechos, revelando la situación de los dos clubes en la tabla clasificatoria. Un punto que no impide a los pamplonicas ocupar una de las plazas de descenso y a los gallegos soltar lastre con respecto a la zona roja, los tres puestos que nadie quiere ocupar al terminar la temporada.

Artículos relacionados