thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 1 de junio de 2013
  • • 21:00
  • • Estadio de Balaídos, Vigo
  • Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz
  • • Espectadores: 30000
1
F
0

Celta 1-0 Espanyol: Natxo Insa sella la permanencia

Los celestes seguirán otro curso más en la élite del fútbol nacional tras la victoria en Balaídos y la derrota del Deportivo

El Celta disputará otra temporada en la máxima categoría del fútbol español. El triunfo ante el Espanyol, sumado a la derrota del Deportivo en Riazor, ha certificado la salvación céltica en un choque que los locales abrían pronto el marcador, por mediación de Natxo Insa, pero que nunca estuvo plenamente controlado por los olívicos.

Afrontar un partido en el que te juegas la vida es complicado. El Celta optó por la presión y el ritmo vivo. El Espanyol ayudaba a ser domado, con las líneas muy juntas colocadas en la mitad de su terreno de juego. Antes del cuarto de hora, Balaídos revolucionaba cuando una apertura de Oubiña era resuelta con una genialidad de Aspas y un pase de éste al centro del área donde Insa colocaba el interior para llevarlo a la escuadra. Un tanto que salvaba momentáneamente a los celestes, máxime cuando acto seguido la Real Sociedad marcaba en Riazor. Todo se ponía de cara en Vigo.

La peor noticia para el Celta, dentro de una jornada hasta entonces propicia, era que el cuadro perico despertaba de su letargo con una triple oportunidad bien blocada por el joven guardameta local. El Celta repetía los errores defensivos a balón parado que tantos problemas ha supuesto en esta campaña. Rubén Blanco se estaba convirtiendo en el inesperado protagonista del tramo final de Liga, adquiriendo un papel heroico con sobresalientes intervenciones.

El tono del partido no variaba tras el descanso, incluso se incrementaba. El cuadro catalán avanzaba posiciones ante la impotencia de su rival que lanzaba tímidas ráfagas en el ataque, con más corazón que cabeza, para dar paso a una media hora final de juego sumida en despropósitos con el balón alejado de ambas porterías. El reloj se acercaba al minuto 90 con el Celta perdonando la sentencia en las contadas ocasiones rubricadas por Iago Aspas y Krohn-Dehli.

Los celestes no necesitaban más. El gol de Natxo Insa era suficiente, suficiente para vencer al Espanyol y sellar la sufrida permanencia en su regreso a Primera gracias a la derrota del Deportivo en Riazor. Una caprichosa carambola, con mucho morbo, que ha padecido el fútbol gallego en este curso.

Artículos relacionados