thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 30 de agosto de 2014
  • • 13:45
  • • Turf Moor, Burnley
  • Árbitro: C. Foy
  • • Espectadores: 21099
0
F
0

Di María tuvo una buena actuación en su debut en la Premier

Burnley 0-0 Manchester United: Ángel Di María no cambia el rumbo

Di María tuvo una buena actuación en su debut en la Premier

Getty

El equipo de Van Gaal sigue sin convencer. Pese a los ataques de cierto peligro motivados principalmente por un ilusionado Di María, su insegura defensa dio alas a su modesto rival

Ángel Di María realizó su debut en la Premier League demostrando iniciar su carrera deportiva con el Manchester United con ganas, con muchas ganas. Todas las ocasiones de peligro de los Red Devils partían de sus botas, en concreto de sus magníficos pases largos que encontraron unas veces a Mata, otras a Van Persie, etc, pero no llegaban a convertirse en gol por desacierto en el remate final de los delanteros. Se ve que el argentino tiene hambre de demostrar lo que vale.

No estuvieron tan torpes los delanteros visitantes. Más bien la peor línea del equipo que entrena Louis Van Gaal fue, al menos en este partido, la defensa. Los regalos de los defensores del United a unos muy veloces delanteros del modesto Burnley bien pudieron seguir amargando la trayectoria del todopoderoso United, que parece no levantar cabeza.

Los vivaces Jones (que llegó a estrellar el balón al larguero en el temprano minuto 3), Ings (que falló en el remate final tras un balón entregado en el área por Valencia en el minuto 25) o Arfield (que en el minuto 33 desaprovechó una internada propia pegado a la banda derecha que quedó en un saque de esquina tras driblar a varios oponentes), pudieron poner por delante fácilmente a un Burnley que de esta manera conseguiría su primer punto tras tres jornadas ligueras.

Aunque el equipo local empezara quisiendo imponer su veloz ritmo, el equipo de Van Gaal se fue asentando en el campo y dominando claramente la posesión. La falta de definición dio alas al Burnley que le fue perdiendo el respeto y produciendo rápidos y peligrosos contraataques.

La segunda parte comenzó como se había desarrollado toda la primera: con una defensa insegura del United y una delantera peleona del Burnley que no quería desaprovechar algún desacierto rival. No faltaron tampoco ataques con cierto peligro por parte de los visitantes, aunque el Manchester United estaba muy lejos de demostrar en el terreno de juego la superioridad que a priori tiene sobre el equipo del estadio de Turf Moor.

Di María, el verdadero motor de su nuevo equipo, hubo de retirarse en el minuto con molestias. Su segunda parte no fue tan explosiva como la primera. Tras su salida los Red Devils subieron esporádicamente a la portería contraria en lo que eran más bien chispazos sin mucha consistencia. El partido, no obstante, pudo haber cambiado de signo si el colegiado llega a pitar una mano de Ashley Burnes, reclamada por los jugadores del United. 

Artículos relacionados