thumbnail Hola,
En vivo

Clasificación Mundial Sudamérica

  • 9 de junio de 2012
  • • 22:00
  • • Estadio Hernando Siles, La Paz
  • Árbitro: Roberto Silvera
  • • Espectadores: 17320
3
F
1

Bolivia 3-1 Paraguay: Pablo Escobar mantiene viva la llama de la esperanza

Bolivia 3-1 Paraguay: Pablo Escobar mantiene viva la llama de la esperanza

El paraguayo-boliviano Pablo Escobar se consagró como la figura de los locales al convertir por duplicado. Cristian Riveros descontó en vano y ya muy tarde para la 'Albirroja'

Tardó alrededor de tres años en recordar cómo se celebra, grita, disfruta una victoria. Y más que una victoria, consistió un recordatorio para el resto de Sudamérica, la cual parecía haberlos olvidado en el plano geográfico, político, deportivo... "Aquí estamos, existimos y pelearemos", parecían exclamar los jugadores bolivianos con cada anotación llena de catarsis. Paraguay le tendió la mano, con lo que la asfixiada La Paz respiró nuevamente al recobrar parte de su antigua fuerza: el peso de 3 mil 600 metros sobre el nivel del mar.

La escuadra de Francisco Arce era susceptible a asumir uno de dos roles en este encuentro. Podía resucitar a la 'Verde' o matarla y transformar el torneo en un asunto de ocho. Sin embargo, pese a que dos semanas de adaptación climática lo respaldaban, la visita decidió rehuir a cualquier papel con matices protagónicos. Al momento de la verdad, Paraguay se achicó en la altura.

Apenas en su primera bocanada de aire, la visita se ahogó en su propio terreno, sobre el cuadro bajo. Nelson Haedo Valdez se fatigaba al intentarlas él solo sin compañía. Pablo Zeballos, con experiencia previa en la altura, desaparecía y lucía mayormente cansado que sus compañeros. Bolivia, en cambio, así como ante Chile, tomó la iniciativa aunque, otras vez, con más desorden que ideas. Marcelo Moreno jugaba para sí mismo, mientras que la sociedad de Oriente Petrolero, Gualberto Mojica y Alcides Peña, acaparaban la pelota.

En uno de esos ataques a la deriva, Peña aprovechó un regalo de la zaga. En una posición incómoda, el ariete disparó como se las ingenió, aunque la pelota se desvió en Adalberto Román sobre el trayecto, lo que descolocó a Justo Villar para la inauguración del tablero electrónico en el Hernando Siles.

Paraguay se aclimató recién en el complemento. Allí tocó puerta al fin, aunque con más fortuna que mérito: un tiro-centro de Aureliano Torres que pegó en el palo. Y nada más. Vista la escasa vocación ofensiva de su rival, los de casa ganaron en confianza. Peña reencaró, actitud con la que provocó un penal errado por Mojica, a quien Villar le adivinó la trayectoria de su lanzamiento.

El momento psicológico pasó a ser de Paraguay. Román gozó de la equidad, pero el cancerbero Sergio Galarza le detuvo una media vuelta. Esto duró hasta que, irónicamente, el gestor del despabilamiento guaraní se encargó de derrumbarlo. Villar falló en un remate a primer poste del artillero Pablo Escobar, aquel paraguayo que, paradójicamente, nunca dispuso de una oportunidad con su país natal. Pocos minutos después, el motivado Escobar mojó por segunda ocasión consecutiva posteriormente de un trazo pasado de Moreno.

Cristian Riveros acercó a los suyos cuando quedaban menos de 10'. De hecho, se acercó el cuarto local antes de que Paraguay aspirara a un milagro. Bolivia recuperó la sonrisa en su feudo, donde había sucumbido en sus anteriores dos cotejos. Demostrado que sí logró sumar de a tres allí, La Paz fungirá de ahora en adelante como su cuartel de guerra.

Artículos relacionados