thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 18 de mayo de 2012
  • • 00:45
  • • Estadio Alberto Jacinto Armando, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: H. Buitrago
1
F
0

Boca Juniors 1-0 Fluminense: Los 'xeneizes' desaprovechan la oportunidad de sentenciar

Boca Juniors 1-0 Fluminense: Los 'xeneizes' desaprovechan la oportunidad de sentenciar

-

El solitario tanto de Mouche fue suficiente para dar la victoria a los locales en La Bombonera, pero lo cierto es que fueron muy superiores a su rival y pudieron ampliar su ventaja

Una vez más, frente a frente. Boca y Fluminense. Fluminense y Boca. Los argentinos y brasileños volvían a verse las caras luego de un choque dramático en las semifinales de la edición 2008. Allí, igualaron 2-2 en el Estadio de Racing –El estadio de Boca estaba inhabilitado-. Luego  la llave se cerró con una victoria 3-1 de Fluminense en su tierra.

Ya en el 2012, Fluminense visitó la Bombonera por la fase de grupos y le cortó el invicto de 36 partidos a los xeneizes. La venganza azul y oro llegaría, en el partido de vuelta, con un contundente 2-0 en Río de Janeiro, sepultando también el invicto en la Libertadores del Flu.

El destino, caprichoso, los volvió a encontrar, por cuartos de final. El primer escenario: La mítica Bombonera. Repleta, destellante, demandante. Y como siempre, vibrante. Los dos equipos salieron a la cancha con sus respectivos estallidos. Todo estaba listo para que la redonda bese el césped y se vuelva a jugar de nuevo este clásico Sudamericano.

Pitazo inicial y las ilusiones a rodar. En el comienzo se estudiaron. Boca no se impacientaba, avanzaba bajo la conducción de Riquelme, que constantemente buscaba la subida de Clemente Rodríguez. Fluminense no se refugiaba atrás, si no que bombardeaba de centros el área. No estaba Deco para lanzar ni Fred para cabecear, ambos lesionados. Pero de todos modos, Fluminense metió miedo: Aprovechando que Boca quedó mal parado,  habilitaron a Jean, que le ganó la espalda a Erviti y remató. Se fue por muy poco.

A partir de allí, Boca reaccionó. A fuerza de tiros de esquina, transformó a Cavalieri en figura. Primero tapó ante Roncaglia. Luego le sacó una pelota tremenda a Schiavi y finalmente le tapó un mano a mano a Mouche. Repetía la misma actuación que en la primera fase en La Boca, donde fue fundamental.

Fue expulsado Carlinhos. Recibió la segunda amonestación por cortar una contra de Boca con la mano. Sobre el final, Fluminense mejoró y tuvo otra chance. En un tiro de esquina, peinó un brasileño en el primer palo y Anderson entró por el segundo. No fue gol por la mano de Roncaglia, pero como fue a marcar de espaldas, el árbitro no cobró penal. Polémica en la Bombonera.

Comenzado el segundo tiempo, Boca impuso su hombre de más. A los 52 minutos, Cvitanich metió una habilitación genial para Mouche que definió cruzado hacia el gol. Estallido colosal y tranquilidad. Boca siguió atacando, furibundo. Por su parte, Fluminense decidió replegarse totalmente, cuidando el 1-0 en contra.

Schiavi lo tuvo, cuando parecía quedar en offside en un tiro libre, y definió ante Cavalieri, que tapó una pelota fantástica. Blandi tenía el gol, pero no lo dejaron girar. Siguieron los avances, ante un equipo que sacó a Moura para poner al chiquitín Marcos, para jugar más por abajo, bien de contra.

Los minutos pasaron y Boca debió conformarse con el 1-0. El mismo tomó un valor importante, dado que el Flu pudo empatarlo tras dos distracciones en defensa. Fluminense es el campeón de Río, fuerte en casa. Boca, el campeón de toda la Argentina, es fuerte de local. La historia se definirá la semana que viene.

Artículos relacionados