thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 18 de agosto de 2012
  • • 21:10
  • • Estadio Alberto Jacinto Armando, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: M. Vigliano
3
F
1

Boca Juniors 3-1 All Boys: Guillermo Burdisso y Santiago Silva dan el triunfo al 'Xeneize'

Boca Juniors 3-1 All Boys: Guillermo Burdisso y Santiago Silva dan el triunfo al 'Xeneize'

Fotobaires

El equipo de Julio Falcioni ganó en La Bombonera. El empate transitorio lo había marcado Iván Borghello. Debutó anotando el hermano de Nico Burdisso

Cuando las defensas dan ventajas y los delanteros están en una buena tarde, en el fútbol argentino pueden verse tres goles en un tiempo, como ocurrió en La Bombonera, donde quizá muchos aún no habían llegado a la cancha porque habían salido tarde de casa esperando la confirmación del partido.

Vaya si valió la pena el debut apresurado de Guillermo Burdisso, que convirtió en su primer partido con El Porvenir, Rosario Central, Arsenal y ahora lo hizo con la camiseta de Boca. Si bien el tanto de hermano menor de Nicolás, actualmente en Roma, fue de pelota parada, hay que destacar la pegada de Juan Sánchez Miño y el error en la salida de Nicolás Cambiasso, que chocó en el aire con el autor del gol pero no hubo falta alguna.

El empate rápido del visitante, también de cabeza y a la salida de un tiro libre, le dio al partido un ritmo de ida y vuelta que lo hizo entretenido y por momentos intenso. Las fallas en ambas defensas impidieron que uno de los dos equipos dominara claramente, aunque luego de la igualdad, los dirigidos por José Romero tuvieron algunos minutos de protagonismo en los que el local pareció estar un poco mareado.

Que las faltas cercanas al área sean casi tan peligrosas como un contraataque habla de la paridad que hay en el fútbol de la actualidad; lo demostró Silva, que desniveló el marcador en un momento clave como lo es el final del primer tiempo.

El conjunto de Floresta sintió el golpe y ni bien empezó el complemento, una buena jugada de Boca quizá ensuciada por el error de Hernán Grana, le dio la tranquilidad al Xeneize y allí empezó el monólogo del local.

La ventaja de dos goles le permitió a Boca bajar revoluciones, ordenarse y jugar con la desesperación del rival, algo que hizo a la perfección ensanchando la cancha y dándole la pelota a Sánchez Miño, que está a un partido de ganarse la titularidad. Su frescura y tranquilidad con el esférico en los pies es admirable para su edad y el criterio que emplea generalmente es acertado.

A pesar de ser el dueño del partido en resultado y trámite, Boca continuó cometiendo errores defensivos, sobre todo en la marca, lo que permitió algunas llegadas clarísimas del Albo, que por poco no terminaron en goles.

Si el equipo de Romero no hubiese perdido la calma tras el tercer gol de Boca, quizá podría haberse mantenido en el partido. Porque más allá de que tuvo algunas chances para descontar, en ningún momento pudo gozar de la tenencia de la pelota, como sí lo había hecho en la primera parte luego de haber empatado el partido.

La victoria le salió cara a los de Falcioni, que sufrieron las lesiones de Ustari, Sosa y Clemente Rodríguez. Lo del arquero es una contractura en el aductor de la pierna izquierda, mientras que lo de Sosa fue una luxación en el hombro derecho. El menos lastimado fue Clemente, que se retiró por precaución con un golpe.

Artículos relacionados