thumbnail Hola,
En vivo

DFB Pokal

  • 16 de abril de 2013
  • • 20:30
  • • Allianz-Arena, München
  • Árbitro: K. Kircher
  • • Espectadores: 71000
6
F
1

Bayern de Múnich 6-1 Wolfsburgo: A todo gas hacia Berlín

Bayern de Múnich 6-1 Wolfsburgo: A todo gas hacia Berlín

Bongarts

El equipo bávaro disputará la final de Copa en el Olímpico tras deshacerse en el Allianz del Wolfsburgo

La opción del triplete sigue viva. El Bayern se ha impuesto al equipo de la Volkswagen, el Wolfsburgo, en las semifinales de la copa alemana -DFB Pokal- en el encuentro de semifinales jugado a partido único en Múnich. Un título que nunca se ha adjudicado Jupp Heynckes como entrenador -no así como jugador- y que se decidirá en la final de Berlín contra el vencedor del enfrentamiento del Stuttgart con el Friburgo.

El rodillo rojo sigue girando y aplastando rivales para allanar su camino hacia una pletórica campaña. La ensaladera ha sido el primer paso a falta de decidir los otros dos torneos donde el Bayern está en liza. En la Champions espera el Barcelona y en la Copa queda el último capítulo tras este episodio de semifinales ante los lobos del Wolfsburgo.

Poco duró la incertidumbre en el marcador, Shaqiri combinaba con Robben -en la enésima internada del holandés en apenas un cuarto de hora- para asistir al croata Mandzukic quien colocaba el cuero en las mallas. Un gol que despertaba a los visitantes y que se avivaba a través de los errores de Neuer provocados por los saques de esquina de Rodríguez. Los buenos minutos del Wolfsburgo eran castigados cruelmente con una letal contra en la que Shaqiri volvía a encontrar a Robben y éste subía el segundo de la noche. Sin piedad.

Cuando todo indicaba que los muniqueses ponían rumbo a Berlín con la ventaja del electrónico, Diego Ribas lanzaba un derechazo seco que dibujaba una preciosa curva para alojarse en las redes de Neuer. El Wolfsburgo echaba pimienta al choque y se aferraba al encuentro antes del descanso.

Pero los locales no querían sorpresas y con el arranque del segundo tiempo Shaqiri y Robben invertían los papeles. El holandés pasaba al suizo -en una jugada de estrategia- y el helvético chutaba raso, pegado al palo. Un tercer tanto que no frenaba al valiente equipo de Sajonia que seguía probando suerte y quemando sus últimos cartuchos.

A pesar de ello, el único equipo que encontró premio volvía a ser el Bayern a través de un omnipresente Shaqiri que generosamente pasaba al recién incorporado Mario Gómez para conseguir el cuarto, antesala de un fulgurante hat-trick de apenas 6 minutos de duración. Y es que el cuadro bávaro es todo aceleración y control. Los bávaros marchan a todo gas a por el triplete con hambre de títulos.

Artículos relacionados