thumbnail Hola,
En vivo

Bundesliga

  • 15 de septiembre de 2012
  • • 15:30
  • • Allianz-Arena, München
  • Árbitro: M. Schmidt
  • • Espectadores: 71000
3
F
1

Bayern Munich 3-1 Mainz 05: En quinta marcha desde el principio

Bayern Munich 3-1 Mainz 05: En quinta marcha desde el principio

Bongarts

El conjunto muniqués, enfocado desde el principio, consigue su tercera victoria de la temporada en un partido que controló en su totalidad

Abofeteado el año pasado tras quedarse a las puertas de todo, el Bayern Munich parece resuelto a dominar la Bundesliga desde la primera jornada del campeonato. Ante el Mainz 05, el conjunto de Jupp Heynckes repitió la fórmula que le ha llevado a sacar adelante con solvencia todos los partidos del curso y convertirse en el equipo que marca la pauta, un papel que correspondió en los pasados cursos al Borussia de Dortmund. Un inicio fulgurante, liderado por un omnipresente Muller y ejecutado por Mandzukic y Schweinsteiger.

Llamado a competir de nuevo en las tres competiciones ha ensanchado el gigante alemán el equipo. El fichaje del rematador croata o de Javi Martínez son dos ejemplos de crecimiento a lo ancho del equipo. Con el debut en la Champions League a la vuelta de la esquina, Heynckes decidió reservar a Robben y Ribery. Tampoco contó con Mario Gómez, aun convaleciente.

Poco importan las piezas utilizadas cuando un equipo está tan enchufado y dispone de jugadores de dulce. Una buena jugada de Thomas Muller por la banda derecha regaló a Mandzukic el primer gol antes de llegar a los setenta segundos de juego. Un pase de la muerte que el delantero croata, sigiloso, envió a la red sin oposición en el segundo palo. El croata, iluminado en la Euro de Polonia y Ucrania pertenece a esa estirpe de hombres de área, cazagoles de toda la vida. Ya acredita tres redes en tres partidos.

Apenas cambió el guión el encuentro. El Bayern, comandado por Toni Kroos en la medular, hizo de los últimos treinta metros del campo su hábitat natural. Organizado en torno al balón, el subcampeón de Europa se desplegó por oleadas. La incandescente movilidad de Muller, unida a los despliegues de los laterales, confirieron imprevisibilidad y profundidad al equipo, que apenas encontraba resistencia por parte de su oponente.

Con este ecosistema, el segundo gol llegó casi por inercia. Badstuber llegó hasta la línea de fondo, desde donde sirvió un centro preciso que cabeceó Schweinsteiger, filtrado desde la segunda línea, a la red. La renta de dos goles no amedrentó el ímpetu del Bayern, que quizás con un poco menos de vuelo, pero siguió viviendo plácidamente.

Ni siquiera el gol del Mainz de penalti a los catorce minutos de la segunda mitad alteró la determinación local. Lejos de especular con el resultado, el Bayern volvió a adueñarse del balón y a generar un torrente de ocasiones. Mandzukic, más atorado que de costumbre en la definición pudo cerrar el partido en dos ocasiones. También Muller, con un disparo que se estrelló en la mano del defensor en un penalti que el árbitro obvió.

No fue sin embargo hasta el descuento cuando el Bayern cerró el partido. Un pase de Javi Martínez para Toni Kroos supuso la guinda a un partido en el que el conjunto muniqués nunca se dejó sorprender. El Bayern es un equipo en una misión. Con más profundidad de plantilla, más concentración y el orgullo herido. El miércoles pondrán a prueba al Valencia.

Artículos relacionados