thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 23 de abril de 2013
  • • 20:45
  • • Allianz-Arena, München
  • Árbitro: V. Kassai
  • • Espectadores: 68000
4
F
0

Bayern Múnich 4-0 Barcelona: Wembley ya espera a su primer invitado

Bayern Múnich 4-0 Barcelona: Wembley ya espera a su primer invitado

Bongarts

El Barcelona fue severamente castigado en el Allianz Arena por un despiadado Bayern de Múnich que fue inmensamente superior a los culés. El colegiado suspendió la nota

Con intensidad comenzó el encuentro, no se esperaba menos. Los de Jupp Heynckes tuvieron su primera oportunidad cuando ni siquier transucrrían los primeros tres minutos del encuentro, un buen esférico de tacón de Javi Martínez, llegó a los pies del holandés Arjen Robben que remató con potencia y Victor Valdés salvó la primera. El centro del campo encharcado que dificultaba el buen drenaje del esférico y a Busquets se le quedó atascado, pero los culés imponían su filosofía, la posesión del balón, mientras que los alemanes buscaban robar el balón en lo que son muy peligrosos. El Barcelona sabía que debía evitar los córners y un centro del lateral Alaba era despejado por Pedro, pero evitando la jugada a balón parado, los culés sabían de manual la fuerza táctica de los bávaros, aunque conforme pasaron los minutos parecían olvidarlo.

Gerard Piqué, estrenando ‘look’ rapado, cortó un disparo de Philipp Lahm con la mano, pero el colegiado Viktor Kassai no marcó la pena máxima y la jugada siguió, a pesar de la protesta de los bávaros, que a pesar de ello, no perdieron la concentración y siguieron mostrando su fuerza, sobre todo con Robben por la banda derecha, dando mucho trabajo a Jordi Alba, lo mismo que Lahm, poniendo a prueba la velocidad del 18 azulgrana. Llegó el gol para los bávaros, después de un centro de Robben que el defensa Dante cabeceó y Thomas Müller embistió de cabeza para derribar a Valdés en su portería en el minuto 25. El Barcelona no tardó en buscar el empate y Lionel Messi estuvo cerca de igualar el marcador tras un pase de Pedro, pero el argentino no alcanzó a llegar y el esférico terminó en un córner oportuno para los culés, que finalmente terminó sin causar daño.

La segunda polémica llegó, un balón en el área pegó en la mano de Alexis Sánchez, pero una vez más fue pasada por alto por el árbitro. Conforme transcurrían los minutos, los córners a favor de los teutones llegaban y el Barça debía contener la respiración. El Bayern se crecía poco a poco, el francés Franck Ribéry se escurría de los blaugranas con gran facilidad y Mario Gómez se llevaba una tarjeta amarilla por una falta sobre Messi a quien derribó con el cuerpo, llegó también la segunda tarjeta amarilla y fue para Marc Bartra por llegar a un balón con la pierna muy levantada ante Müller. Terminó la primera parte con la ventaja de los bávaros en el marcador (1-0) y con la asignatura pendiente de los culés que debían darle más velocidad al balón, pero también buscar el remate, porque en 45 minutos sólo lograron rematar una vez y fuera de la portería, a diferencia del Bayern de Múnich que había alcanzado 6 remates, pero tres de ellos a portería.

Al inicio de la segunda mitad, el español Javi Martínez se hizo acreedor de una cartulina amarilla por una falta por detrás sobre Iniesta e instantes después, el manchego llegó al área, pero equivocadamente el linier marcó un fuera de juego inexistente y se terminó así con la jugada peligrosa del de Fuentealbilla. Sin cambios en la alineación saltaron los culés y alemanes al terreno de juego y los locales pedían nuevamente una mano, esta vez de Bartra, con el esférico en córner, llegó el segundo gol para los teutones. Un córner de Robben llegó a Thomas Müller quien acomodó el esférico para Mario Gómez, que en fuera de juego remató, pero el colegiado dio por bueno el tanto de los alemanes y el Barça se ponía a sufrir al ‘49. Messi comenzó a jugar por banda derecha y Pedro por el centro, mientras que Piqué se integraba al ataque y las jugadas de peligro llegaban al área azulgrana.  Leo no se mostraba en su mejor momento, un nuevo centro recibió y al cual no llegó, el argentino acusaba de falta de ese toque mágico que le caracterizaba y se veía desgastado.  Pero no sólo el rosarino sufría de letitud, también Alexis Sánchez que con un buen balón internado en el área, no pensó rápidamente qué hacer con él y la pelota terminó en saque de portería de un Manuel Neuer que poco actividad tuvo.

Heynckes hizo el primer cambio, Mario Gómez salía al banquillo y en su lugar entraba Luiz Gustavo. Poco a poco, los blaugranas comenzaban a encontrar algunos espacios, sin embargo no lograban concretar las jugadas en la portería alemana. El esfuerzo físico era inmenso para los teutones , pero no por ello dejaron de hacer daño. En un contragolpe, los teutones marcaron por tercera ocasión, Robben desde el extremo derecho, fue ayudado por Müller que interceptó a Jordi Alba que marcaba bien al holandés, una vez más, el árbitro se equivocó al no marcar la falta del alemán y el marcador se puso 3-0 en el 75, dejando a los blaugranas con pocas posibilidades. Bartra pudo hacer el gol del honor, pero desperdició ese balón que le llegó cuando se encontraba sólo en el área alemana y su disparo se fue por los cielos. La falta de experiencia se hizo presente en el joven defensa. Goliza era la que recibía el Barcelona, Müller anotó el 4-0 tras un buen esférico de Alaba y el alemán sin dudar remató donde los culés ya no tenían nada que hacer. Después de su gol, Heynckes decidió darle descanso y el peruano Claudio Pizarro entró al terreno de juego, mientras que Villa enviaba al banquillo a Pedro. Con los deberes hechos, Ribèry salió a descansar y Jordi Alba se llevó una tarjeta amarilla, víctima del calentón y se perderá el partido de vuelta. El conjunto de Tito Vilanova se desquició y Andrés Iniesta también se llevó una tarjeta amarilla, la cuarta para los culés.

Los blaugranas recibieron un duro castigo y este resultado les complica enormemente llegar a la final, el Bayern dejó claro por qué es el gran favorito para llevarse la quinta orejona, pero también quedó demostrado que la UEFA necesita analizar al arbitraje, porque el colegiado Viktor Kassai se equivocó para ambas partes.

Artículos relacionados