thumbnail Hola,
En vivo

Copa del Rey

  • 26 de febrero de 2013
  • • 21:00
  • • Camp Nou, Barcelona
  • Árbitro: Alberto Undiano Mallenco
  • • Espectadores: 95002
1
F
3

Real Madrid ganó con resultado global 4 - 2

Barcelona 1-3 Real Madrid: Cristiano Ronaldo hunde al Barça

El cuadro merengue se clasificó a la final de la Copa del Rey tras eliminar a un flojo rival que nada hizo en el partido y siguió comentiendo los errores de los últimos días

Chutando, así comenzó el Barcelona el encuentro, primero Andrés Iniesta y después Lionel Messi quien envió el esférico fuera del arco de Diego López. Todo parecía que los culés iban a controlar el partido, al menos así pareció durante los primeros minutos, Pedro se encargó también de marcar a Cristiano Ronaldo, junto con Dani Alves y un Gerard Piqué que ya le conoce bien. Los minutos eran intensos y el principal choque se daba en el centro del campo. Los de Mourinho llegaban muy arriba y el gol llegó, después de una colada de Cristiano Ronaldo por la banda derecha y Gerard Piqué zancadilleó al portugués, Undiano Mallenco no equivocó en marcar el penalti que anotó Cristiano Ronaldo al minuto 9. El Camp Nou enmudeció por unos instantes después del gol de los merengues, pero rápidamente se volvió a escuchar el cántico de apoyo al Barcelona con un estadio repleto.

El ataque de los merengues venía de las botas de Cristino Ronaldo, que a veces acertaba en la puntería y se encontraba con Pinto, pero en otras ocasiones sus disparos se iban por arriba del larguero. Özil de los mejores del Madrid con llegadas importantes y creando espacios. Los culés no se desmoronaron tras el primer gol y siguieron atacando, Alves por la banda derecha pponiendo centros a Messi, pero sin ver puerta y poco a poco perdieron la línea del partido. Xabi Alonso detuvo a Pedro, pero el canario se dejó caer y Undiano Mallenco acertó en no marcar penalti, a pesar de la molestia de los culés, que se acrecentó pocos instantes después cuando el mismo colegiado cortó el paso a Lionel Messi. En el minuto 39 en cobro de falta, más de la mitad del Camp Nou cantó gol, pero fue un error de visibilidad en el tiro desviado de 'la pulga' que apenas lamió el palo de la portería merengue.

Al inicio de la segunda mitad la intensidad no estuvo ausente. la primera llegada fue de Fabio Coentrao pero su débil disparo fue frenado por Pinto en dos tiempos. En la banda comenzó a calentar David Villa que sustituiría a Cesc Fàbregas quien no tuvo la mejor de sus noches. Diego López debió desviar un balón que iba cantado de Sergio Busquets, en el rechace Cesc Fàbregas la manda por arriba junto con Arbeloa para enviar a córner, la jugada quedó ahí. Llegó el segundo gol del Real Madrid, otra vez en manos de Cristiano Ronaldo, primero con un descuelgue de Angel Di María que vio al luso acercarse por la banda derecha solo y sin la presión de un Jordi Alba que no pudo con él. Era el minuto 57, los madrileños ya se adelantaban por 0-2 y los azulgranas pecaban de falta de fineza, un mal que los acompaña en las últimas semanas.

Con un partido ya complicado, Raphael Varane terminó por sentenciar el encuentro al anotar el tercer gol para los merengues. Tras el cobro de un córner, el defensa cabeceó para estampar el balón en la portería de Pinto, pocas opciones ya para los culés y varane ha demostrado su gran calidad, no sólo en este encuentro sino también en el partido de ida en el Santiago Bernabéu.  A pesar de todo la afición no dejó de apoyar a los azulgranas con cánticos, ni la entrada de Tello y Villa cambiaron la historia para un desangelado Barcelona que dio poco fútbol y cedió el paso a un Real Madrid claramente superior.

La afición se encendió y es que los seguidores del Madrid encendieron una bengala que lanzaron a los culés. Mourinho nunca salió de su banquillo y pudo disfrutar plácidamente cómo sus pupilos golearon. El gol del honor lo anotó Jordi Alba en el minuto 44, pero ya no era suficiente. Tras el silbatazo final, los jugadores de ambos equipos se saludaron como signo de deportividad, esa que siempre está en peligro durante el Clásico, pero que esta vez no sobrepasó los límites. El más afectado de todos, Lionel Messi, no pudo alcanzar a Alfredo Di Stéfano y se vio infinitamente sobrepasado por Cristiano Ronaldo. Una merecida clasificación para los madrileños que durante esta temporada han ido de menos a más.

Artículos relacionados