thumbnail Hola,
En vivo

Super Copa

  • 23 de agosto de 2012
  • • 22:30
  • • Camp Nou, Barcelona
  • Árbitro: Carlos Clos Gomez
  • • Espectadores: 91728
3
F
2

Barcelona 3-2 Real Madrid: Víctor Valdés deja la Supercopa en el aire

El Barça sacó la victoria en casa pero un error del portero Víctor Valdés, hará que el título se defina en el Bernabéu

Pocas veces en el Camp Nou el suelo tiempo y hoy fue una de esas noches en la que sin apenas comenzar el encuentro, los ánimos encendidos de un Clásico hicieron que el suelo catalán se estremeciera. Un gran abucheo para cada uno de los jugadores del Real Madrid abrió el telón del encuentro y como era de suponerse, los alabos recayeron en los 11 blaugranas que saltaron al césped.

Durante los primeros cinco minutos del partido, la mayor parte de las jugadas se desarrollaron en el centro del campo a excepción de una llegada de Cristiano Ronaldo por la banda izquierda, pero se encontró a su verdugo Gerard Piqué que le impidió limpiamente el paso al portugués.

Un centro fallido de Andrés Iniesta fue recuperado por el francés Benzemá, pero rápidamente la reacción de Dani Alves y ayudado por un Alexis Sánchez rápido, el peligro pasó de largo y la recuperación del esférico fue para los culés que no pudieron acercarse mucho al área de Iker casillas defendida hasta por ocho jugadores blancos.

Llegó el minuto 14 y un gran pase cruzado de Andrés Iniesta desde el extremo izquierdo hacia Alexis Sánchez puso a temblar a un Iker Casillas que rápidamente obedeció a sus reflejos, aún cuando el balón pasó de largo por la fuerza con que salió proyectado de los pies de Iniesta, pero los cuulés dieron su primer aviso.

Messi amenazó y tuvo una oportunidad única al minuto 18 cuando estando sólo frente a Iker Casillas lanzó un chut muy desviado por encima del larguero, el capitán de los merengues ya estaba batido, pero el esférico ya había tomando otro rumbo y no era directo al centro de la portería. la respuesta de la afición que casi llenó el Camp Nou (91,728) fue con un cántico de aliento al delantero argentino: ¡Messi, Messi!.

Desde el minuto 24, el Barça pudo presumir de una gran posesión del balón, con un 76% y es también cuando los culés empezaron a apretar fuertemente el área del Real Madrid que por momentos se convertía en un hueco para que los blaugranas entraran con más facilidad. La oportunidad de llegar fue aprovechada por Messi y es que el argentino al minuto 28, logró escabullirse a Coentrao, Ramos, Albiol y Arbeloa para volver a disparar hacia la portería blanca, nuevamente sin éxito.

Los merengues quisieron responder y en un contragolpe, para lo que son expertos, se acercaron peligrosamente al arco de Víctor Valdés que en la primera parte tuvo poca actividad. Benzemá no pudo llegar al balón para rematar a la portería y en el desvío un saque a corner fue rechazado rápidamente por los culés para con una jugada magistral, crear la acción más peligrosa del Barça, un remate de Pedro Rodríguez que gracias a la altura y rapidéz de Casillas, el balón no se encontró con la red.

Apenas 10 minutos de que terminara el tiempo reglamentario de la primera parte, Víctor Valdés hizo lucir sus cualidades cuando tras un córner de Mesut Özil, el balón llegó a un Coentrao bien acomodado, pero el portero catalán se adelantó en el choque con el portugués y el peligro pasó rápidamente ante los aplausos de la afición.
Los minutos transcurrieron con un juego en ocasiones rudo por parte de los madrileños pero el árbitro Carlos Clos Gómez dejó pasar por alto algunas de las faltas que llegaban a resultar obvias, sobre cuando sobre Alexis Sánchez, pero los culés decidieron no reclamar las decisiones y es que los minutos eran esenciales para seguir atacando.

Llegado el minuto 40 y José Mourinho sin salir de su banquillo, observaba cómo los merengues sólo jugaban a la defensa. Un Xavi Hernández jugando como el cerebro creador desde el centro del campo, impedía que los madrileños jugaran al balón, centrándose sólo en perseguir y defender a los blaugranas.

Una falta marcada sobre Xavi debido a la dureza de Albiol, logró que Mourinho dejara su aposento para ver cómo los culés cobraban el tiro libre indirecto bien rechazado por la barrera del Madrid. El técnico portugués sólo salió del banquillo y ante la protesta de la afición culé, cuando alguno de sus jugadores recibía alguna falta y finalmente el entrenador portugués, decidió al minuto 90 instalarse en la entrada que lleva al túnel de vestidores, para desde ahí, ver el último minuto agregado por el colegido Clos Gómez.

Tras un descanso en el que el marcador continuaba con empate a ceros, los blaugranas salieron primero a la cancha y apenas un minuto después saltó Iker Casillas comandando a la escuadra blanca que volvió a recibir abucheos generalizados. Ninguno de los dos equipos hizo cambios en sus alineaciones durante el descanso.

La dureza volvió a tomar protagonismo apenas a los cinco minutos de la segunda parte y Raúl Albiol arremetió contra un Sergio Busquets que recibió más de un golpe durante el encuentro. La segunda parte comenzó con menos intensidad de la primera y es que el calor bochornoso empezaba a marcar las consecuencias.

Artículos relacionados