thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 29 de octubre de 2011
  • • 20:00
  • • Camp Nou, Barcelona
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 80153
5
F
0

Liga BBVA: Mallorca paga los platos rotos de un Barça demoledor (5-0)

Liga BBVA: Mallorca paga los platos rotos de un Barça demoledor (5-0)

Getty

El Barcelona, que llegaba con sólo tres goles en los últimos tres partidos, pasó por encima de a un pobre Mallorca con tres dianas de Messi, una de Cuenca y otra de Dani Alves.

Barcelona Mallorca
    
                 ÉSTA ES LA RETRA EN QUE MESSI Y EL BARÇA PASARON POR ENCIMA DE MALLORCA

                            
                                 Por Carlos Romero Dios (Corresponsal FC Barcelona).-


Después de dos partidos en Liga con una ligera sequía goleadora, el Barça sometía al Mallorca endosándole cuatro goles mediante lo goles de Isaac Cuenca y Leo Messi que un Hat Trick resolvía dudas y fantasmas respecto a su rendimiento en los últimos partidos.

Barça y Mallorca se lanzaban al Camp Nou con distinta actitud pero mismo objetivo, Ganar. Unos por despejar las dudas de esa Mini Crisis que se le atribuye, los otros intentar ganar para sacar un buen grado de motivación además de la correspondiente mejoría en la tabla clasificatoria.

Pep Guardiola decidía innovar de nuevo en su alineación inicial, innovación lógica sin embargo dando descanso a Xavi Hernández y confiando de nuevo en el joven Isaac Cuenca en el extremo derecho. También confió el técnico blaugrana en la misma defensa que ante el Granada.

Joaquín Caparrós también daba su toque de sorpresa al colocar en el equipo inicial al joven delantero del filial Álvaro Giménez debutando en primera división con 21 años. Muy atrevido el sevillano con su planteamiento a pesar de que su equipo no tardó en meterse atrás nada más comenzar el partido.

Una técnica que según se ha podido ver en los últimos partidos, parece funcionar ante el Barça, bien aplicada y con rigor si se puede aguantar como mínimo el 80% del partido. No fue el caso. El planteamiento defensivo de Caparrós intentaba emular a buenas actuaciones de Granada o Sevilla, pero el Mallorca no supo cerrar los huecos.

Tanto fue así que en el minuto sucede lo que muy usualmente no le ocurre al Barça en esta temporada. Penalti a favor, por mano de Nsue dentro del área tras un centro fenomenal de Adriano Correia.

El encargado de lanzar la pena máxima fue Leo Messi claro con el objetivo de despejar algunas dudas infundadas, sobre el bajón que había podido sufrir tanto personalmente como todo el equipo en los últimos partidos.

Esta vez no fallaba el argentino poniendo el primer tanto en el marcador. A partir de ahí, el de Rosario se empeñó en demostrar que quien le critica, debería saber que finalmente acabará tragándose sus palabras.

Ultra-motivación de Messi, que se ponía el mono de trabajo y en el minuto 21 ya estaba celebrando el segundo. Es Cuenca de nuevo el que pone el balón al área para que tras un leve roce de Adriano, sea el argentino el que solo tiene que empujarla hacia la red.

Lo que pasó en el Camp Nou a partir de ese momento se puede definir con pocas palabras. Al borde de la media hora el balón, centrado por Dani Alves, regresa de nuevo a los pies del mismo protagonista, que pega de primeras y convierte su Hat Trick de la tarde.

Parecía que Messi jugara solo, únicamente rodeado que de gente que le centraba, le pasaba o le cedía el balón para que lo metiese entre los tres palos. Dudas despejadas con el argentino que sometía al Mallorca que, por otro lado, no tuvo la intención de jugar en toda la primera parte.

El segundo periodo comenzaba adormilado en el campo mallorquinista, ídem que en la primera mitad. Se veía al equipo de Caparrós como sopesando una solución que no llegaba, no obstante en parte porque el Barça no le dejaba.

En estas, Leo Messi decidía que “no le apetecía” meter el cuarto y le pasa el testigo al joven delantero del filial Isaac Cuenca que, habilitado fabulosamente por un pase entrelineas de Thiago regatea a Aoutate para dibujar el cuatro en el luminoso. Se demostraba así la confianza de Guardiola en el jugador del filial.

        

Con la renta de cuatro goles, el Barça comenzaba la dosificación y daba entrada a Puyol en el medio centro y a otro canterano, Deloufeu sustituyendo a David Villa. Caparrós también quiso dar un punto de frescura después del descanso colocando a Crespí en el lugar de Ramis y Zuiverloon por Tissone, cosa que no consiguió no obstante.

Suele suceder con cuatro goles a favor, y el Barça bajaba el ritmo, aunque el Mallorca no parecía aprovecharlo. Aun así las ocasiones blaugranas se repetían por ninguna clara de los de Caparrós, que estaban sufriendo un partido larguísimo en su visita a Barcelona.

Las pocas veces que el Mallorca pudo tener el balón o llegar al área culé, fue como si le das la pelota a un cojo. Ni se vio ni se esperó a los baleares que no supieron jugar ni a la ofensiva ni a la defensiva.

Con el tiempo ya cumplido, mismos papeles para ambos equipos, con un Mallorca indefenso y que frenaba con una entrada demasiado agresiva a Leo Messi con el partido casi acabado. No sabían que esa última falta sería la culpable de que pocos segundos después, la Manita de cinco goles se hiciese presente con un gol desde fuera del área de Dani Alves, que daba así el punto y final al sufrimiento balear.

     

¿Cómo puedes seguir la actualidad del fútbol en todo momento?
Entra en http://m.goal.com, la mejor aplicación de fútbol para móviles

Relacionados