thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 6 de enero de 2013
  • • 19:00
  • • Camp Nou, Barcelona
  • Árbitro: Jesús Gil
  • • Espectadores: 73760
4
F
0

Barcelona 4 - 0 Espanyol: Los Reyes Magos llegan al Camp Nou

Tremendo ciclón de fútbol blaugrana el día que volvía Tito Vilanova al banquillo tras su operación. El conjunto perico, un juguete en manos de su rival

El Barça continúa con su paso triunfal en el campeonato Nacional de liga. Los aficionados azulgranas tuvieron un último regalo el día de Reyes, el que le brindaron los jugadores dirigidos por Tito Vilanova en un partido sobresaliente y donde desarbolaron a su rival en el derbi de la ciudad condal.

Los futbolistas del 'Barça' se vistieron durante 90 minutos de sus majestades de Oriente dando un tremendo recital en la vuelta de su técnico al banquillo, tras la complicada operación a la que fue sometido antes del parón navideño. Cuando el Barcelona combina velocidad de transición de balón y profundidad, se convierte en un equipo imbatible, algo de lo que puede dar cuenta su rival de hoy. El 4-0 al descanso lo dice todo, y pocas cosas se pueden añadir, sólo queda sentarse y disfrutar del espectáculo.

El inicio fue el esperado siempre que el Barcelona juega como local, combinaciones a uno o dos toques encerrando al rival en su área, y cuando toca recuperar el balón, una presión asfixiante con una defensa tremendamente adelantada. Las intenciones se veían clarísimas y no tardarían en dejarse notar en el marcador.

A los 10 minutos una combinación marca de la casa, terminaría con Iniesta dando un pase de la muerte a Xavi, que el de Terrasa empujaría a la red haciendo el primero del partido. El Barça hacía lo que quería con el balón y sólo era cuestión de tiempo que los goles empezasen a caer. 5 minutos después del gol de Xavi, una gran jugada de Cesc en el lateral del área terminaría con un pase sobre Pedro, que batía por segunda vez a Kiko Casilla. Gol muy parecido al primero, el partido comenzaba a decantarse.

Pero para el Barça no era suficiente, el Espanyol se veía desbordado y no realizaba presión sobre los centrocampistas culés. Fruto de esa pasividad llegó el tercer gol. Busquets libre de marca da un gran pase en profundidad sobre Pedro, que bate con tremenda clase a Casilla por tercera vez. No se llevaba ni media hora. Y por si no era poco, el árbitro señaló un discutido penalti de Casilla sobre Fábregas tan sólo 2 minutos después. Leo Messi, Rey de Reyes, se encargaría de hacer el cuarto.

Con este marcador se llegaría al descanso, un auténtico espectáculo el juego desplegado por los locales y una pesadilla para los pupilos de Javier Aguirre, que iban camino de recibir la goleada de la temporada.

El segundo tiempo sería bien distinto, el Barcelona ya con los deberes hechos se dejaría llevar en cuanto a intensidad pero no así en cuanto a posesión de balón, del que seguía siendo dueño y señor. El Espanyol seguía con las líneas muy juntas intentando que la herida abierta no se agrandase más.

Vilanova daba descanso a los pocos minutos de la reanudación a Xavi Hernández y Cesc Fábregas, dando entrada a Thiago y David Villa, que recibió una gran ovación de la grada en su salida. La afición culé sabe que Villa puede ser una pieza muy importante en esta segunda vuelta y le muestran su cariño a la mínima oportunidad. A pesar del bajón en la intensidad por parte del Barcelona, las oportunidades se iban sucediendo y le fueron anulados otros dos goles a Pedro, que le privaron de irse a casa con un 'poker'.

El partido poco a poco se fue acercando a su final en una mágica noche del Día de Reyes, donde el Barça obsequió a su afición con un regalo más, en un día muy especial.

Artículos relacionados