thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 24 de abril de 2012
  • • 20:45
  • • Camp Nou, Barcelona
  • Árbitro: C. Çakιr
  • • Espectadores: 95845
2
F
2

Chelsea ganó con resultado global 3 - 2

Barcelona 2-2 Chelsea: cuando el fútbol no alcanza

Barcelona 2-2 Chelsea: cuando el fútbol no alcanza

Getty Images

El cuadro culé dominó los 90 minutos, pero cayó víctima de sus propios errores y merecidamente queda fuera de la Champions. La defensa Blue fue heroica

Barcelona tuvo el boleto a la final de la Champions en las manos y lo dejó ir presa de sus errores. El 2-2 en el Camp Nou le ha dado al Chelsea la victoria en el global por 3-2 luego de que la eliminatoria parecía totalmente blaugrana tras el gol de Andrés Iniesta. El cuadro culé dominó, pero se queda en el camino merecidamente.

Pep Guardiola apostó por una defensa de 3 con el capitán Carles Puyol en la banda derecha, regresando a la alineación Gerard Piqué en la parte central y el argentino Javier Mascherano por la banda izquierda. El centro del área fue cubierta por Xavi Hernández, Sergio Busquets y Andrés Iniesta, mientras que la delantera fue el arma de ataque principal en la propuesta del técnico catalán: Isaac Cuenca, Messi, Alexis Sánchez y Cesc Fàbregas.

Apenas dos minutos del silbido inicial, el partido comenzó con gran intensidad para anmbos equipos una llegada de Didier Drogba y Alexis Sánchez había sido la protagonista de los escasos minutos del encuentro hasta que Lionel Messi jugando colectivamente con el chileno, chutó en la portería de Petr Cech que por unos cuantos centímetros no entró en la portería del checo y éste pudo volver a recobrar el aliento.

El defensa Gary Cahill cayó lesionado en el césped antes de los diez  minutos del encuentro y fue sustituido por José Bosingwa, ante las quejas de la afición que recriminaban lo tardón de la sustitución, conmo si el equipo inglés quisiera hacer tiempo.

A los 15 minutos del encuentro en partido volvió a detenerse tras un fuerte choque de Gerard Piqué con su compañero Victor Valés y el jugador catalán quedó inconsciente durante algunos momentos en el campo, causando una gran preocupación en toda la afición y plantilla culé. El jugador fue atendido en la banda y unos minutos después reingreso al campo siendo ovacionado por la afición blaugrana.

Por momentos el Barcelona, que dominaba el partido, parecía un cañón, el Pep Team lanzó a un Lionel Messi que  volvió a amenazar al guardameta blue, seguido por Cesc y finalmente el argentino Mascherano con un remate a distancia que pasó de largo por el larguero pero que avisó que el Barcelona podría anotar en cualquier momento.

Al minuto 25, la defensa blaugrana sufría una baja importante: Gerard Piqué no se encontaba recuperado y pidió su salida, siendo el brasileño Dani Alves quien entró al rescate en la sustitucióbn. Así Carles Puyol se transformó en el lateral izquierdo, dejando en la central a Mascherano y por la banda derecha a Alves.

El trabajo tuvo su recompensa y el estadio parecía derrumbarse cuando Isaac Cuenca en el área pasó el balón a Sergio Busquets que ya estaba acomodado en un hueco abierto por la defensa blue y el gol cayó. El esférico con toda su ferza se estrelló en la red de Cech y el Barcelona celebró y la afición se regocijó.
La respuesta desesperada llegó encarnada en el capitán blue John Terry que estando en balón sin juego, pegó un rodillazo a Alexis Sánchez en la espalda, haciendo que el Niño Maravilla cayera al césped y el inglés se llevara una merecida tarjeta roja directa. 



El triplete de Iniesta, Alexis y Messi volvió locos a los ingleses y en una jugada colectiva iniciada por el chileno en el área pasando el esférico a Messi y este a su vez a Iniesta, el manchego remató rompiendo el área del gran Cech por segunda vez en el partido para ponerse 2 a 0.

Dice la leyenda que el Barcelona no pierde un partido cuando Iniesta marca un gol en los partidos. Pero la historia se vio amenazada cuando un gigantesco descuido defensivo de los blaugranas apagaron los ánimos tras la anotación de Ramirez en el descuento (45+1). Un silencio sepulcral invadió al recinto catalán para ser interrumpido por un cánticoo de ánimo al Barcelona. Pero yendo al descanso, el gol de los blues dejaba fuera a los azulgranas de la final en Munich.

Volviendo del descanso, con los ánimos un poco cabizbajos para los catalanes, Didier Drogba cometió una falta en el área derribando a Cesc, lo que dio lugar a un cobro de penal... que Messi estrelló en el travesaño. El rosarino sumó su séptimo penal fallado con el Barcelona y la maldición inglesa parece más viva que nunca. El delantero se ha enfrentado en ocho ocasiones al Chelsea y nunca ha podido anotar un solo gol.



La segunda mitad bajó de intensidad y de ritmo. El Chelsea bajó un camión completo en su área, como lo hizo en Stamford Bridge, complicándole la existencia a un Barcelona que no dejó de buscar balones, huecos y oportunidades.

Pocas eran las llegadas de los blues al área de Valdés hasta que el Barça cedió un corner que puso en el filo del asiento a los aficionados culés, reconociendo el gran peligro que representan los blues en las jugadas a balón parado.

El marfileño Drogba hizo gala de su gran calidad futbolística a pesar de tener pocas oportunidades como delantero y ejercer más la defensa, pero siempre listo para jugar al contragolpe saliendo desde su banda izquierda. Cada llegada del chelsea paralizó al Camp Nou que parecía recordar los dolorosos momentos de su eliminación en el 2010.
LAS CALIFICACIONES DEL PARTIDO: ASÍ JUGARON UNOS Y OTROS


Hasta el minuto 70, el Barcelona había intentado en puerta 14 ocasiones,. más del doble del Chelsea (6). Pep Guardiola decidió sustituir a Cesc Fàbregas para incluir el tiro a distancia larga con Keita y con apenas unos segundos de haber ingresado a la cancha, el jugador de Malí tuvo su primera llegada y al partido le restaban 16 minutos.

Llegó la hora de Fernando Torres al minuto 79 que sustituyó a Drogba, saliendo el marfileño entre chiflidos que no le perdonaron ni sus faltas ni aquel único gol en la ida.

Los últimos 10 minutos del encuentro se vivieron con la mayor intensidad posible. Alexis Sánchez marcó un gol que fue bien anulado por fuera de lugar. El Barcelona apretó en el área del Chelsea y los Blues se encerraron aún más desluciendo el encuentro pero cumpliendo su cometido.

El español Fernando Torres hizo su tanto al 90+2, solo ante el área de Víctor Valdés y el gran momento del "Niño" terminó por eliminar al Barcelona. Los Blues tuvieron la victoria en el bolsillo, el juego defensivo y de contragolpe ganó al juego de ataque.

El Chelsea sumó su décimo partido invicto en todas las competiciones y el Barcelona reafirmó que su hegemonía en casa ha caducado. Despidiéndose primero de la Liga y después de la Champions League, ¿será este el declive de una era gloriosa?

Artículos relacionados