thumbnail Hola,
En vivo

Copa Mundial

  • 22 de junio de 2014
  • • 18:00
  • • Estadio Jornalista Mário Filho (Maracanã), Rio de Janeiro, Rio de Janeiro
  • Árbitro: F. Brych
  • • Espectadores: 73819
1
F
0

Eden Hazard y Dmitry Kombarov, en una pugna por el balón en Maracaná

Bélgica 1-0 Rusia: Divock Origi mete a los Diables Rouges a octavos 'in extremis'

Eden Hazard y Dmitry Kombarov, en una pugna por el balón en Maracaná

Getty

Los de Capello merecieron sumar los tres puntos en Maracaná, pero el infortunio, el colegiado Brych, que se tragó un penalti, y el delantero del Lille lo evitaron

Bélgica arrancó el duelo con mucha falta de finura en la línea de tres cuartos. Rusia, por el contrario, salió a defenderse y a esperar su ocasión para salir al contragolpe. Así protagonizó la primera gran ocasión del encuentro. Remate de Viktor Faizulin desde la frontal del área que despejó muy atento Thibaut Courtois.

Los Diables Rouges estaban cometiendo demasiados errores en la salida de balón, algo que no desaprovechaba la selección de Fabio Capello para meter en problemas a su rival. En el minuto 26 llegaría la jugada polémica del partido. Los rusos protestaron una acción de Toby Alderweireld dentro del área, quien acabó impactando en el pie de Maxim Kanunnikov. El árbitro alemán Felix Brych rehuyó pitar nada entre el descomunal cabreo de los rusos.

La Sbornaya seguía dando guerra. Al filo del descanso un gran centro de Denis Glushakov desde la banda izquierda llegó finalmente en Aleksandr Kokorin, pero se le escapó su cabezazo cuando mejor lo tenía para irse al intermedio con el merecido 0-1.

Orige se disfrazó de Messi

Marc Wilmots tuvo que mover fichas pronto porque su equipo no estaba funcionando. El técnico belga confió los galones en Divock Origi y Kevin Mirallas para arreglar la avería, pero todo seguió igual y los Diablos Rojos continuaron atascados arriba. Rusia seguía atacando como quería, pero no lograba encontrar el gol. No obstante, el esfuerzo físico de la primera mitad acabó mermando en la Sbornaya, que quería pero no podía.

Los minutos finales fueron un mar de imprecisiones por parte de ambas selecciones. La batalla física la estaba ganando Rusia, pero no llegaron con el peligro de los primeros 45 minutos a excepción del minuto 80, cuando Andrey Eshchenko erró un clarísimo remate que lo acabó cruzando en exceso. Cuando todo indicaba que el choque iba a acabar en 0-0 despertó Eden Hazard en el 88' para darle combinar una preciosa pared con Divock Origi, quien no falló la oportunidad para superar a Igor Afinfeev.

Con esta victoria, Bélgica confirma su pase a los octavos al ponerse con seis puntos. Rusia, con un punto, encarrilará el partido definitivo frente a Argelia, ante la que apurará sus pocas opciones de jugar la siguiente fase.

Artículos relacionados