thumbnail Hola,
En vivo

Copa Mundial

  • 1 de julio de 2014
  • • 22:00
  • • Itaipava Arena Fonte Nova, Salvador, Bahia
  • Árbitro: D. Haïmoudi
  • • Espectadores: 51227
2
TE
1

Bélgica 2-1 EE.UU.: Kevin De Bruyne recupera el espíritu de 1986

Bélgica 2-1 EE.UU.: Kevin De Bruyne recupera el espíritu de 1986

Getty Images

Los belgas acceden a cuartos de final, donde espera Argentina, el mismo rival con el que se topó la mejor generación del país, la que quedó cuarta en México

Bélgica está confirmando las buenas sensaciones que existían antes de que empezara la Copa del Mundo. El sufrido triunfo de esta noche ante Estados Unidos sitúa a los europeos entre los ocho mejores del torneo, con un partido a la vista contra Argentina. Justo el mismo rival que los echó en 1986, a aquella mítica selección que quedó cuarta en México y a la que quieren emular en esta cita. Los Jean-Marie Pfaff, Eric Gerets y Vincenzo Scifo tienen el relevo garantizado y la venganza encima de la mesa.

A pesar del veloz comienzo con el que los 'diablos rojos' arrancaron el encuentro, a través del fulgurante disparo de Origi con apenas un minuto en el reloj, el cuadro belga sufrió en exceso para construir, en especial por sus habituales problemas para avanzar a la meta contraria, atascándose en las conducciones por el centro y dependiendo de las aportaciones de Hazard, el alma de Bélgica que sólo ofrecía pequeñas dosis de su clase.

En el lado contrario, el cuadro 'yanqui' fue poco a poco recomponiéndose de su letargo, tras haber comprobado que no habían sufrido bajas en su tropa tras la diabólica puesta en escena de su rival. Dempsey y Jones acapararon el protagonismo en dicho tramo, presentando sus opciones ante Cuortois.

La igualdad del primer acto se rompió tras el descanso, con una mayor intensidad de los belgas, quienes se sintieron muy cómodos con las internadas de Vertonghen, desmelenado por el flanco izquierdo. El chut de Origi al larguero fue el toque de corneta para realizar el zafarrancho final, arrinconando al equipo de las barras y estrellas hacia su portería.

El asedio de los pupilos de Wilmots a la meta de Tim Howard corría el peligro de desinflarse sin premio, a pesar de las facilidades de los de rojo para alcanzar la frontal. La entrada de Mirallas al partido y el despertar de Dempsey garantizaron un desenlace con intercambio de golpes, más contundentes en el lado de los belgas pero frenados por el cancerbero estadounidense.

Durante la prórroga, quinta de la fase de octavos de Brasil, y a la cual se pudo evitar si Wondolowski no hubiera fallado la última oportunidad norteamericana, se solventó el envite con una asociación entre el recién incorporado Lukaku y De Bruyne, que en segunda instancia anotó el gol que tanto habían buscado los 'diablos rojos'. Los papeles se intercambiaron minutos después, con Lukaku de ejecutor y De Bruyne como asistente. Una renta que peligró con la diana de Green, a 12 minutos del final, multiplicando la emoción al desenlace que conduce a Bélgica a los cuartos de final.

Artículos relacionados