thumbnail Hola,
En vivo

Copa Mundial

  • 17 de junio de 2014
  • • 18:00
  • • Estádio Governador Magalhães Pinto, Belo Horizonte, Minas Gerais
  • Árbitro: M. Rodríguez
  • • Espectadores: 56800
2
F
1

Fellaini celebra el tanto del empate

Bélgica 2-1 Argelia: Los 'diablos rojos' sufren para ganar

Fellaini celebra el tanto del empate

Getty

Los belgas efectuaron la enésima remontada del Mundial en un partido en el que costó a los europeos llegar a la puerta contraria

Sudor y esfuerzo. Bélgica sufrió en exceso para amarrar sus primeros tres puntos en el Mundial de Brasil. Doce años después de Corea del Sur y Japón, los hombres de rojo se presentaban de nuevo en una cita mundialista, con la vitola de favoritos que podía pesar y que así se ha demostrado durante algunos tramos, en los que los hombres de Wilmots ofrecieron un juego gris, sin mordiente.

Se palpaba en el ambiente que había ganas de medir la fiabilidad de la prometedora Bélgica en un torneo del máximo nivel. Los nuevos 'diablos rojos' son la alternativa, junto a Colombia y Suiza, al clásico elenco de candidatos al título. Tres equipos que se han granjeado la admiración del mundo del fútbol y que se han desquitado del cartel de sorpresas para convertirse en una realidad.

El conjunto belga se topó en este estreno con la tenacidad de Argelia, la cual había tejido una tela de araña en la que enjaular y presionar a las piezas claves de su rival. La firmeza defensiva permitía alguna alegría en el ataque, destellos que traían el mayor de los premios para los norteafricanos.

Un centro preciso desde la izquierda dirigido hacia Feghouli se transformaba en penalti merced a la torpeza de Vertonghen al cazar al futbolista valencianista. El penalti era ejecutado con maestría por el propio Feghouli, esperando al movimiento de Courtois y engañando al cancerbero colchonero. La sorpresa saltaba en el estadio Mineirao.

La entrada del 'napolitano' Mertens en el segundo acto mejoró la presencia de los europeos. Las apariciones en el área contraria eran más continuadas y con bastante más sentido. Un centro dispuesto desde la izquierda por De Bruyne se encontraba con la poblada testa de Fellaini, quien guiaba el cuero a las mallas argelinas. Un alivio dentro del accidente que suponía la derrota parcial.

El daño quedaba reparado a raíz de un certero contraataque belga, utilizando el arma esgrimido por Argelia durante este duelo, con Hazard y Mertens como conductores de una endiablada carrera que terminaba con la enésima remontada del Mundial y el alivio de esta prometedora generación, heredera de Scifo, y que aspira a repetir los mismos logros.

Relacionados