thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 5 de marzo de 2011
  • • 22:00
  • • Estadio Vicente Calderón, Madrid
  • Árbitro: Eduardo Iturralde Gonzalez
  • • Espectadores: 37000
3
F
1

Liga BBVA: El Atlético se disfraza de su mejor versión y golea al Villarreal para llegar a Europa (3-1)

Liga BBVA: El Atlético se disfraza de su mejor versión y golea al Villarreal para llegar a Europa (3-1)

Con goles de la dupla sudamericana, el Atlético venció al Villarreal y se metió en puestos europeos. La Perla Reyes jugó un gran partido y había adelantado en el primer tiempo al colchonero que sufrió el empate de Rossi.

Atlético-Villarreal  

Juega el partido votando al Top-Flop

Revive la Retra de Goal.com


Por Marina Zazo (Corresponsal Atlético de Madrid)

Puede que el frío encendiera el carácter de los jugadores. Puede que la conjura inicial antes del pitido del árbitro ayudara a crear de nuevo un clima de solidaridad entre compañeros. Fuera lo que fuese, lo cierto es que el Atlético de Madrid se puso el mono de trabajo, y regaló no solo a su afición, sino también a sí mismo, tres puntos que bien valen una victoria y una plaza en los puestos europeos.

Los primeros compases del encuentro estuvieron marcados por el respeto, excesivamente exteriorizado por parte del Villarreal, que, de manera inesperada y hasta se podría decir que incoherente, renunció al balón y entregó el mando del partido al Atlético. Pocas veces nos tienen acostumbrados los de Juan Carlos Garrido a correr detrás de la pelota, y esa falta de costumbre se traduce en impotencia y desesperación.

El ejemplo más claro de todo ello iba a llegar a los tres minutos. Pasividad de la defensa amarilla que iba a aprovechar José Antonio Reyes para controlar el balón, pensar y dirigir su objetivo, con un disparo potente pero no exento de colocación, a la escuadra derecha de la portería de Diego López, que nada iba a poder hacer para impedir el primer gol del encuentro y el primero de los rojiblancos.

No había hecho más que arrancar el partido y el Atlético de Madrid ya habia roto una estadística sangrante. Y es que en un alto porcentaje de ocasiones en esta presente temporada, los de Quique Sánchez Flores habían visto cómo el rival se adelantaba en el marcador y tocaba el momento de la proeza, de la remontada, con la probabilidad de que ésta llegara o no. Esta vez, los pronósticos no se cumplieron, y si ante Sevilla y Getafe remar en contra estaba escrito en el destino, ante el Villarreal los papeles se invirtieron.

Poco acierto de cara al gol

Y decimos que se invirtieron porque los de Castellón serían los siguientes en cantar gol. Eso sí, tendrían que transcurrir 30 minutos más para ver a De Gea sacar un balón de dentro de su portería. Hasta ese momento, el Villarreal estaba desconocido, y no iba a ser hasta el minuto 26 cuando se iba a producir su primer disparo entre los tres palos. Cani fue el protagonista de la jugada, pero no de la primera parte, una primera parte en la que tanto él como su compañeros del centro del campo iban a verse desbordados por las continuas subidas por banda tanto de Filipe Luis como de Reyes, la gran amenaza de los rojiblancos en los primeros 45 minutos.

El caso más llamativo, y también preocupante para los intereses de los castellonenses, era la ausencia, no en la alineación, pero sí en el campo de Borja Valero, el auténtico motor del equipo. Si Xavi mueve a su antojo el juego del FC Barcelona, si Xabi Alonso es imprescindible e insustituible en el Real Madrid, el Villarreal precisa de la visión de juego y calidad de su centrocampista más elegante. Pero, hay días en los que las cosas no salen como uno quiere, y uno de esos días iba a ser hoy.

Ante la falta de ideas de Borja, Bruno tampoco iba a estar muy acertado, y el resto de sus compañeros empezaron a recurrir a balones en largo. Y mucha culpa de ello tenía la presión que ejercía el Atlético de Madrid en la salida del balón de los de Garrido. Puede que esa intensidad y concentración sea la causante de mucho de los males de los rojiblancos, que ven cómo en partidos, teóricamente dominados por ello, se marchan sin los tres puntos, vitales a estas alturas del campeonato.

Dos minutos más tarde de la jugada de Cani, el Atlético no se iba a arrugar y, ante la posibilidad de que su rival se creciera por su falta de acierto, iba a disponer de una clara ocasión en las botas de Mario Suárez que, después de una gran jugada por la banda izquierda de Reyes, golpea pero su disparo se marcha desviado.


El Villarreal demuestra el por qué de los halagos

Esta superioridad manifiesta de los de la Ribera del Manzanares iba a ser un espejismo, porque a la media hora de iniciarse el partido, Iturralde González señala una falta en la frontal del área, que Rossi (sin noticias de él hasta ese momento) iba a mandar a las mallas de De Gea. Golazo del italo-brasileño, que supone el decimocuarto en su cuenta personal en la Liga y que ponía las tablas en el marcador, aunque no hacía justicia a lo visto en la primera parte.

En la segunda mitad, el Atlético salió como lo había hecho en la primera, dispuesto a controlar el juego y tapar la zona de creación del Villarreal, al mando de Borja y Bruno. Y esto iba a dar sus frutos en forma de Deja-Vu. Mismo minuto que en el primer gol, en este caso 47 de partido, y gol de Diego Forlán, aunque no iba a ser reflejado en el electrónico al anularlo el árbitro por fuera de juego.

Gol importante de haberse materializado, tanto para el equipo como para el protagonista de la jugada. Criticado por un determinado sector del público, que le silbó en diversos instantes del encuentro, al uruguayo se le nota falto de confianza, lo que le convierte, ya no en valor seguro de cara a gol, sino en solo una amenaza de peligro.

Y si Forlán parece vivir uno de sus peores momentos desde su llegada al Atlético de Madrid, uno que se encuentra cada vez mejor es José Antonio Reyes. El sevillano puso en serios aprietos a lo largo del partido a Mario y a Musacchio, y en el minuto 53 iba a disponer de una clara ocasión. Falta escorada en la banda izquierda y cuyo disparo se marcha por encima del larguero. Pero, serían cinco minutos después cuando los rojiblancos tendrían la oportunidad más clara. Contragolpe conducido a la perfección por Elías y Tiago que Agüero, volcado en la banda izquierda, manda desviado.

 

Superioridad rojiblanca

A continuación se iban a vivir los mejores instantes del encuentro, instantes de intercambio entre los dos equipos, de llegadas a ambas porterías. Nilmar, Cazorla, Forlán, por partida doble y con sendas paradas de Diego López, que todavía no había intervenido, y Rossi pudieron cambiar el signo del encuentro.

Tanto iba el cántaro a la fuente que a la fuerza se tenía que romper. Y lo iba a hacer en cuatro minutos. Primero por medio del ´Kun´ Agüero, poco acertado en los metros finales en lo que se llevaba disputado de encuentro, pero que iba a marcar tras el picar el balón por encima del portero villarrealense, y posteriormente el gol se iba a personificar en la figura de Diego Forlán. El delantero uruguayo necesitaba de una inyección de energía como ésta y, tras batir a Diego López, explotó en una mezcla de alegría y rabia contenida. Dos pájaros de un tiro. Tranquilidad para su equipo y hermandad de nuevo con la afición, que volvió a encontrar a su futbolista añorado.

El Villarreal seguía sin encontrar a Borja y éste sin encontrar su sitio. La salida de Marcos Ruben (en lugar de Cani), por parte castellonense, y de Koke por Elías, por parte de los madrileños, no iba a ser muy significativa en el juego. Los rojiblancos no pisaron el freno y continuaron como hasta ese momento, encontrando a banda cambiada a Reyes y aprovechando los huecos que dejaba la defensa adelantada de los de Garrido, que no bajaron los brazos hasta el pitido final.

Importante triunfo para los de Quique Sánchez Flores, que se colocan con 38 puntos, empatados en puestos europeos con Sevilla y Athletic de Bilbao, a la espera de que lo hagan éstos en su enfrentamiento de mañana a las siete de la tarde en San Mamés, un partido en el que se juegan el todo por el todo. Tres puntos, los conseguidos ante el Villarreal, que, a buen seguro, meterán presión a dos de sus rivales directos por alcanzar Europa y que harán que, al menos durante una semana, se respire tranquilidad por el Vicente Calderón.



Juega el partido votando al Top-Flop

Revive la Retra de Goal.com


Racing - Real Madrid  

7.50 € si el Racing gana en casa (Miapuesta.com)

1.36 € el triunfo de Mou y sus cracks (William Hill)

Miapuesta.com: ¡100 € de bienvenida!

Si te registras en William Hill recibirás 100 € de bienvenida

*Goal.com recomienda jugar con moderación a quienes así lo decidan.


Relacionados