thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 27 de agosto de 2012
  • • 22:00
  • • Estadio Vicente Calderón, Madrid
  • Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 35000
4
F
0

Atlético de Madrid 4-0 Athletic Bilbao: Radamel Falcao se come a unos 'Leones' acomplejados

Atlético de Madrid 4-0 Athletic Bilbao: Radamel Falcao se come a unos 'Leones' acomplejados

Getty Images

Los de Simeone, con tres goles del colombiano, superan con facilidad a un Athletic que no termina de encontrar su sitio

El Athletic se está haciendo daño. Uno no está muy seguro de quien lo debería ver y quien tiene que poner la solución, pero lo que está claro es que se está haciendo daño. Fernando Llorente y Javi Martínez no pueden quedarse en Bilbao en este tipo de partidos. En el Calderón, ante un Atlético que, como siempre, te puede dar lo mejor y lo peor, pero que no es mucho mejor que un Athletic de Bielsa al que en esta segunda jornada de Liga le faltó ese algo que te da quien tiene calidad y que prácticamente no te puede dar nadie más.

Eso, por ejemplo, que a un equipo le da Falcao. Aunque eso sí, el colombiano se lo tiene bien ganado y merecido, por todo lo que ha dado a la afición colchonera desde que llegó al Manzanares. Apoyado desde el principio por todo el mundo, el delantero se tiene bien ganados los altares del cielo rojiblanco. Entre otras cosas, porque aunque el Atlético sea el mismo equipo simplón de siempre, reforzado a medias – también como siempre –, en cualquier momento aparece el delantero y, con un remate, da igual la forma en que el balón venga, no hace otra cosa que poner la solución.

Bien es verdad que sería injusto decir que el Atlético no fue superior. El Calderón volvió a disfrutar esta vez. Por supuesto que los de Simeone fueron superiores. En todas las fases del partido, además. Juanfran Torres brilló en el lateral derecho, ya recuperado. Suárez, Koke y Gabi formaron de inicio, junto con ‘Cebolla’ Rodríguez y Arda Turán en bandas. Lo que quiere decir que Adrián quedó en el banco. Quizá es la espinita que tiene clavada el aficionado local.

Las cosas fueron bien de principio a fin y nadie se quejó del sistema. Con lo que sin quejas sobre la no titularidad del ovetense. ¿Los focos? Para Falcao, que hizo sus goles antes del descanso y se limitó a vivir tranquilo hasta que le llegó la oportunidad del hat-trick, que transformó encantado. Al igual que hubiese hecho el cuarto, que tuvo en sus piernas hasta en tres ocasiones. En definitiva, feliz. Igual de feliz que el Atlético, que no sufrió. Aunque más que por sus labores defensivas, que también, no puede haber quejas, por desmérito del conjunto de Bilbao. A la fiesta de Falcao, se acabó añadiendo el portugués, que se quedó a gusto después de un potentísimo lanzamiento desde la frontal para anotar el cuarto.

Explicación aparte lo del equipo de Marcelo Bielsa, que hay que decirlo, se vio superado, inferior y pesado. Por no hablar de la incomodidad al borde del área. En todo momento maniatado en las manos de un conjunto madrileño que manejaba el partido a su antojo. Durante el primer tiempo, Ánder Herrera y Aduriz sí lo intentaron, poniendo en apuros a Courtois, pero en el segundo, ni estos. Tampoco en los cambios después del descanso. Ibai y Muniaín no fueron el revulsivo esperado. El último león, Ruiz de Galarreta salió para sumar minutos.

Digno de ver lo de un conjunto vasco que o no se encuentra o que, sencillamente, no está. Suma cero puntos, dato de poca importancia contabilizadas sólo dos jornadas. Pero lo que es más importante, no transmite buenas sensaciones. Esperemos solución durante esta semana, en caso de que el problema tenga nombres y apellidos y, sobre todo, los de Bielsa se aclaren. Por su bien.

El Atlético, por su parte, ya puede descansar. Mientras la afición espera a Óliver Torres… el viernes tocará volver a soñar.

Artículos relacionados