thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 23 de abril de 2011
  • • 22:00
  • • Estadio San Mamés, Bilbao
  • Árbitro: David Fernandez Borbalan
  • • Espectadores: 40000
2
F
1

Liga BBVA: El Athletic, cada vez más cerca de Europa tras ganar el derbi (2-1)

Liga BBVA: El Athletic, cada vez más cerca de Europa tras ganar el derbi (2-1)

Muniain y Toquero dieron la victoria a los de Caparrós. Real Sociedad descontó por mediación de Javi Martínez en propia puerta. La Europa League, a nada tras un partidazo.





LA PORTADA DE LA LIGA BBVA, AQUÍ:

Athletic Real Sociedad

Por Larry Lagaña.-

Un partido de fútbol no sólo se juega con las piernas para ejecutar y la mente para pensar. Mucho menos un derbi como el que este sábado han jugado el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad. Los rojiblancos necesitaban los tres puntos para seguir soñando con ingresar en la Europa League, al tiempo que los donostiarras buscaban una victoria que les aleje de los puestos de descenso. Los Leones festejaron porque lo ganaron con el corazón.

Comenzó siendo un típico clásico: pocos espacios para jugar, intensidad permanente, concentración pura y un equipo con un hombre más que el otro en campo. Es decir, la afición local de turno siendo el jugador número 12. En este caso, La Catedral se puso las botas y la camiseta rojiblanca con el fin de ayudar a los de Joaquín Caparrós a obtener la victoria necesaria.

Un partido en el que Raúl Fernández reemplazaba a Gorka Iraizoz y de esa forma hacía su estreno en Primera. Un encuentro en el que finalmente la petición del Athletic tuvo efecto y Muniain pudo ser de la partida. Precisamente el chaval sería determinante para romper la estructura de derbi cerrado que se imponía en San Mamés. Comenzó por desbordar a Carlos Martínez. Sus carrerones y su imprevisibilidad eran de lo mejor en los rojiblancos.

La primer jugada de riesgo desembocaría en el primer gol del partido. Porque tras fallar Toquero y Llorente un centro desde la izquierda, David López remató para fusilar a Claudio Bravo, que de excelente respuesta mandó a córner. Ese tiro de esquina lo cabeceó Llorente y su remate lo detuvo a medias el propio Bravo. A medias porque dio rebote, capitalizado por Muniain y el partido ya estaba de esa forma 1-0 para los locales.

El público se puso el equipo al hombro. Claro, siguió con más intensidad que nunca y la Real cometió más errores todavía. David López por un lado y Muniain por el otro eran un dolor de cabeza para Estrada y Carlos Martínez. El Athletic debía aprovechar para poner tierra de por medio. Y lo hizo. Balón para Llorente, el internacional español que pivotea y la pone para la entrada de Toquero por la derecha. El calvo la acomodaba y remataba cruzado para el 2-0 parcial.



Parecía sentenciada la historia por lo que mostraban unos y otros hasta ese momento. Sólo una reacción pronta por parte de los visitantes les pondría de nuevo en partido. Por suerte para el neutro espectador, ese descuento llegó. Un desborde de Griezmann y un desafortunado despeje de Javi Martínez se transformó en el 2-1. Gol en propia meta y Raúl que le dirá a sus nietos que no le habían disparado rivales en Primera y ya encajaba su primer gol. Pudo tener el empate la Real como también pudo aumentar el Athletic. El encuentro ya se había vuelto loco, incluso Prieto reclamó penalti que no era: si era falta, era fuera. De todo tenía el derbi. La segunda mitad, una incógnita.

Algunos cambios en el partido como el ingreso de Tamudo en la Real y de De Marcos para el Athletic no modificaban el desarrollo. Seguían jugando con muchísima intensidad, incluso había menos ocasiones que en el final de la primera etapa. Algún balón detenido podría cambiar la historia. Alguien le movió la portería a Demidov cuando éste recibió en el segundo poste un lanzamiento de córner y mandó el cuero fuera en la más clara del segundo tiempo. Se iba ovacionado Orbaiz, recientemente amonestado.Era claro, Caparrós no quería perder soldados para la batalla. Era complicado, porque la intensidad predominaba en San Mamés.

La Real iba en busca del empate y estaba cerca, pero Raúl demostraba en cada envío, en cada cuero que le pasaba cerca, que es portero de Primera y de los buenos. No le pesaba el debut al porterito y descolgaba cada centro que llegaba al área. El Athletic se quedó mucho físicamente y por eso la gente murmuraba. La igualdad no era impensada y el temor crecía. Lo cierto es que la Real no aprovechó la tenencia de balón para generar situaciones claras de gol. Los Leones dejaban el alma en cada balón, ya no se hablaba de fútbol sino de otra cosa. Cosas que no se entrenan, cosas que se llevan dentro. Así llegó el final del derbi, la locura en San Mamés. El público deliró porque los tres puntos quedaron en casa, porque la Real se complica con el descenso y porque el sueño de Europa League está intacto. Una vez más queda demostrado: al fútbol no sólo se juega con las piernas para ejecutar y la mente para pensar.

Revive la Retra Cañera del Partido

Aquí eliges al Top-Flop del Partido


¡ENTRA EN MIAPUESTA.COM Y RECIBE UN BONO DE ¡120 €!












*Goal.com recomienda jugar con moderación a quienes así lo decidan.

Artículos relacionados