thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 27 de abril de 2013
  • • 18:00
  • • Estadio San Mamés, Bilbao
  • Árbitro: Ignacio Iglesias
  • • Espectadores: 39750
2
F
2

Athletic 2-2 Barcelona: El título deberá esperar

A Lionel Messi le bastaron dos minutos para remontar el encuentro ante un buen Athletic que incomodó a los azulgranas sobre todo en la primera parte

Disputado encuentro entre el Athletic y el Barcelona que se jugaban tres puntos importantes en San Mamés. Los de Marcelo Bielsa comenzaron apretando, con un Ander Herrera muy activo desde el centro del campo y Aduriz buscando las ocasiones de gol. Poco a poco, el partido comenzó a equilibrarse, con las llegadas de los blaugranas al área de Gorka Iraizoz. Alexis Sánchez fue el primero en rematar en el área vasca, con un balón pegando en el palo, le siguieron Alex Song y Xavi Hernández pero sin suerte. Pero el primer gol del partido llegó para los locales al minuto 27 tras una contra de Aduriz quien sin problemas se quitó de encima a Piqué y envió el esférizo a Susaeta que ya esperaba en el segundo palo para hacer el primero de la tarde.

Los culés intentaban reaccionar y se internaron con más frecuencia en el área de los bilbaínos, pero carecían de ideas sólidas para concretar las jugadas. Fàbregas se llevaba el primer cartón amarillo por cortar un balón con el brazo y los culés sufrían de falta profundidad, Alexis, Pedro y Alves no lograban encontrarla y los vascos obligaban a los catalanes a ir por el centro, pero con gran dificultad. El segundo gol pudo caer, pero Aritz Aduriz perdonó un perfecto centro de De Marcos desde la línea de fondo, pero el delantero remató el cuero que salió por alto. En el último minuto de la primera parte, Cesc Fàbregas tuvo la oportunidad de igualar el marcador, tras superar al defensa Ekiza, disparó potentemente pero la pelota se fue fuera por la línea de fondo, el estrecho ángulo para cesc complicó la jugada pero avisó del peligro de los catalanes.

La segunda mitad comenzó con el cambio de Eric Abidal que fue sustituido por Adriano y Tito Vilanova ponía a Messi e Iniesta a calentar. El rosarino entró para sustituir a Xavi Hernández quien extrañamente sufrió de falta de precisión en sus pases. Nada más entrar el 10 azulgrana al césped, que lució el brazalete de capitán, y los cambios fueron notables en 'La Catedral'. La primera jugada de peligro no tardó en llegar, Gorka que estaba más relajado, tenía que empezar a ponerse más atento. Y fue el mismo Messi quien puso el empate con un gran gol, no por lo vistoso del remate, sino por los cuatro regates para deshacerse de San José, Ander y Ekizaque hizo antes de chutar y vencer a Gorka. Con el marcador 1-1 y todavía el festejo vigente, los culés comenzban a darle la vuelta al partido y los visitantes se ponían adelante en el marcador gracias a Alexis Sánchez. Dos minutos le bastaban al Barça para remontar el marcador en contra, Alves envió un centro a Messi, pero éste lo reconvirtió para Alexis, quien controló y remató para chutar con confianza.

Marcelo Bielsa hizo los primeros cambios en su escuadra para contrarrestar el efecto Messi: San José, Aduriz y Aurtenetxe abandonaron el terreno de juego y en su lugar entraron Ramalho, Ibai y Llorente. Por su parte los culés también hicieron su último cambio, tras la labor cumplicada, Alexis Sánchez abandonaba el terreno de juego y en su lugar era Andrés Iniesta el que saltaba al césped para además recibir el brazalete de capitán. En los últimos minutos del encuentro, el técnico chileno indicó a sus jugadores presionar más arriba, ya no tenían más que perder y sí mucho que ganar, pero el Barcelona poco cedió en los balones y puso incómodos a los vascos. Pero el Barcelona volvió a pecar de lo que ha sufrido en otros encuentros, finalmente cedió el empate de los Leones gracias a un Ander Herrera que logró igualar el marcador en el minuto 89.

Con la victoria en San Mamés, los culés deberán esperar dos horas para conocer el resultado del derbi madrileño y poder celebrar la consecusión de su vigésimo segundo título de Liga. Con 44 goles, el rosarino es el Pichichi de la competición, su gol ante el Athletic fue decisivo para cambiar la historia del partido, pero sobre todo para la afición culé, el mensaje es claro: está listo para recibir al Bayern de Múnich.

Artículos relacionados