thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 4 de abril de 2015
  • • 13:45
  • • Emirates Stadium, London
  • Árbitro: A. Taylor
  • • Espectadores: 60081
4
F
1

Arsenal 4-1 Liverpool: Aaron Ramsey lidera el rodillo 'Gunner'

El equipo de Arsene Wenger pasó por encima de un irreconocible rival. Bellerín abrió la lata y Ramsey fue el mejor. Grandes destellos de Alexis y Özil

Si hay un equipo en estado de gracia en la Premier League, ese es el Arsenal. Los de Wenger pasan por un momento dulce que solo se vio truncado por una eliminación en Champions League que, analizada fríamente, resultó algo injusta, ya que el cuadro 'Gunner' fue muy superior al Mónaco en la mayor parte del cruce. Sin embargo, y volviendo al principio, el Arsenal exhibe sonrisa y potencial en Inglaterra. Ni siquiera un Liverpool que se mostraba sólido lejos de Anfield Road ha podido cortar la racha del conjunto londinense.

La primera media hora fue un fiel reflejo del Arsenal. Arrollador comienzo y conocida desconexión. Gozó de varias oportunidades en un portentoso inicio para luego desaparecer durante algo más de diez minutos. El Liverpool salvó los muebles gracias a Mignolet, pero no supo mandar cuando el Arsenal le dio la oportunidad. La 'Coutinhodependencia' era tan evidente que al equipo local le bastó con frenar al brasileño para así descoser a su rival. Y a partir de ahí, inesperada sangría 'Red'.

Bellerín despertó un partido que parecía dormido con una diagonal hacia el corazón del área que acabó en gol. El 1-0 llegó cuando menos lo merecía el Arsenal, aunque seguía siendo el único que lo merecía. Ese tanto abrió una profunda herida a un Liverpool que se vino abajo incomprensiblemente. Özil, de falta directa, y Alexis, con un fuerte derechazo desde fuera del área, dibujaron el 3-0 en el marcador. Todo ello liderado por un notable Ramsey que volvió a demostrar su excelente estado de forma. Choque sentenciado al descanso.

En la reanudación, el Arsenal mostró su faceta madura, esa que tan pocas veces deja ver. Bajó las revoluciones, alargó las posesiones y durmió el encuentro. Sturridge, que había entrado por un desacertado Markovic, no aportó nada. Wenger aprovechó para dar descanso a Koscielny y Ramsey, que se marcharon a vestuarios en el 49' y el 62', respectivamente. Gabriel y Flamini, sus sustitutos, cumplieron. Özil, a falta de veinte minutos para el final, dejó su lugar a Welbeck.

Lo que parecía un partido de altos vueltos antes del pitido inicial acabó siendo un guiño a los amistosos de verano en una última media hora para olvidar. Ni siquiera el gol de Henderson de penalti -Bellerín derribó a Sterling- en el 76' agitó el encuentro. De hecho, fue Giroud el que cerró el marcador con un zurdazo desde fuera del área que significó el 4-1.

Relacionados