thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 2 de noviembre de 2013
  • • 18:30
  • • Emirates Stadium, London
  • Árbitro: M. Atkinson
  • • Espectadores: 60042
2
F
0

Arsenal 2-0 Liverpool: Los Gunners van en serio

Arsenal 2-0 Liverpool: Los Gunners van en serio

Getty Images

El conjunto de Arsène Wenger ha vencido ante su público a su máximo perseguidor en la Premier League. El Arsenal amplia su ventaja con el 2º a 5 puntos

El 'wengerismo' ha vuelto -de verdad-. El conjunto dirigido por el técnico francés ha solventado las dudas que le han increpado durante sus últimos compromisos y ha vencido en el Emirates Stadium a su máximo perseguidor: el Liverpool de Luis Suárez y Daniel Sturridge.

La escuadra londinense saltó al verde del Emirates sin Wilshere o Flamini -tan importante en la consistencia del equipo-. Wenger eligió a Özil, Cazorla, Ramsey, Rosicky y Arteta para cuadrar su equipo desde la defensa hacia adelante con la inestigmable presencia de Olivier Giroud. Una armoniosa sinfonía que, si bien es capaz de levantar al público con cualquier sólo de trompeta, también ha sido capaz, durante los últimos años, de protagonizar fútbol notable entre continúas derrotas cuando llegaba a examinarlo algún crítico importante.

Una partitura para Cazorla y otra para Ramsey. Un par de sólos de trompeta -de oro-, y, a sin Flamini, mucho oficio, han valido al Arsenal para colocarse líder en la Premier con 5 puntos de ventaja con respecto al conjunto de Brendan Rodgers. Un milimétrico envió de un Arteta gris en la primera parte habilitó a Sanga para que el francés le regalase el primer gol a Cazorla. El español, que envió el remate al palo en primera estancia, aprovechó el rebote del mismo para adelantar a los de Wenger. Ramsey volvíó a demostrar que actualmente es uno de los mejores futbolistas de la Premier League; seguro, el mejor del Arsenal. El capitán de la selección de Gales acomodó un centro de Mezut özil a su pierna diestra para enviar el balón a la escuadra de las mayas de la portería de Mignolet.
 
La electricidad de la delantera del Liverpool quedó en nada en el Emirates. Ni los cambios tácticos de Rodgers al comienzo de la segunda parte, ni la salida de Coutinho, ni la actividad de Sturridge o Suárez, que envió un balón a la madera con un exquisito disparo con el exterior, valió al conjunto de Anfield para recortar distancias.

El Arsenal, que ciertamente no atravesaba el mejor momento de su juego, aventaja ya al segundo clasificado de la Premier -el Chelsea, empatado a puntos con el propio Liverpool- en 5 puntos. El equipo de Wenger, sin Walcott, Oxlade o Flamini, ha dado, de nuevo, un golpe en la mesa. El wengerismo ha vuelto -de verdad-.

Relacionados