thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 19 de febrero de 2013
  • • 20:45
  • • Emirates Stadium, London
  • Árbitro: S. Moen
  • • Espectadores: 59974
1
F
3

Arsenal 1-3 Bayern de Múnich: El subcampeón asusta

Arsenal 1-3 Bayern de Múnich: El subcampeón asusta

Getty Images

Los bávaros pasaron por encima de los londinenses, que necesitarían más que un milagro para pasar a los cuartos de final. Arsène Wenger, en la cuerda floja

El Emirates Stadium era testigo de uno de los mejores partidos que deparó el sorteo de los octavos de final de la Champions League, un Arsenal – Bayern Múnich. En otra época, no muy lejana, este partido podría haber sido perfectamente una final de la máxima competición europea, pero uno de los dos equipos hace tiempo que dejó de pelear por los grandes títulos. Ocho años sin alzar un trofeo llevan los ‘gunners’, que tras ser eliminado en las dos copas inglesas y descolgarse de los puestos altos de la Premier, la Champions se presentaba cómo la última bala para un Arsene Wenger que cada día es más cuestionado en Londres.

El Bayern partía como favorito, el subcampeón de la competición llegaba al Emirates con una racha triunfal a sus espaldas y con el objetivo de hacer olvidar a los londinenses el hermoso himno de la Champions. Y bien pronto los alemanes hicieron crecer la desilusión en la grada. Tan sólo siete minutos tardó Toni Kroos en poner el 0-1 con un auténtico golazo. Un centro desde la banda derecha que el centrocampista alemán empaló a la perfección desde la frontal para batir a Szczesny y lograr un tanto importantísimo para los visitantes.

Y tan sólo 15 minutos después, los de Jupp Heynckes dejaron prácticamente cerrada la eliminatoria. Tras un saque de esquina que remató Van Buyten, Müller cazó el mal rechace de Szczesny para empujar el balón y poner el 0-2 en el Emirates. El Arsenal necesitaba una reacción de campeón para no perder la eliminatoria en el partido de ida, pero los ‘gunners’ hace mucho que dejaron de ser un equipo campeón.

Así se llegó a la media parte, con el Bayern ganando cómodamente y sin apenas despeinarse. El Arsenal no inquietó ni una solo vez a Neuer y la sensación era que los alemanes tenían el partido totalmente controlado y que cuando ellos quisieran podían hacer sangre en el Emirates. Javi Martínez y Toni Kroos destacaron notablemente en esta primera mitad, pasando por encima de los centrocampistas ‘gunners’. Wenger estaba viendo como su equipo estaba siendo arrasado en el plebiscito personal del francés.

Pero la segunda mitad empezó de diferente manera. En el minuto 54 un rayo de esperanza se asomó por las gradas del Emirates. Podolski aprovechó una horrorosa salida de Neuer tras un saque de esquina para cabecear el balón al fondo de la portería y poner el 1-2 en el marcador que hacía crecer la fe de los ‘gunners’. Los segundos 45 minutos fueron diferentes a los primeros. El Bayern ya no arrollaba como antes, e incluso los locales tuvieron varias oportunidades para conseguir el empate.

Pero el Bayern es un rodillo, y si le haces enfadar te pasa por encima. En el minuto 77, Mandzukic se encargó de arrancar de raíz todas las esperanzas ‘gunners’ de una posible remontada. Tras una buena jugada bávara, Lahm puso el balón al área y el delantero croata empujó con algo de suerte el balón para que acariciara la red de la portería y poner así el 1-3 que daba la puntilla a los londinenses.

Con este resultado en el Emirates, el Arsenal necesitaría un 0-3 en el Allianz Arena para pasar a los cuartos de final, algo totalmente impensable a día de hoy. Parece que las noches de Champions se acabaron esta temporada en el Emirates, y quien sabe si también habrá sido la última noche europea de Wenger después de una campaña desastrosa en la que han dejado de pelear por todos los títulos en febrero. El Bayern, por su parte, refuerza su candidatura a estar en Wembley en la próxima final de Champions tras la exhibición ofrecida en Londres.  

Artículos relacionados