thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 27 de marzo de 2012
  • • 20:45
  • • Neo GSP, Nicosía (Levkosía)
  • Árbitro: F. Brych
  • • Espectadores: 22000
0
F
3

APOEL 0-3 Real Madrid: Karim Benzema y Kaká pisan el acelerador para acercarse a semifinales

APOEL 0-3 Real Madrid: Karim Benzema y Kaká pisan el acelerador para acercarse a semifinales

Getty Images

Los merengues cuajaron un encuentro serio en el GSP de Nicosia y dejaron la eliminatoria vista para sentencia en el último cuarto de hora.

Por: Alberto Piñero (@pineroalberto) -- Enviado especial a Nicosia

El Real Madrid cumplió con su papel de favorito en Nicosia, y se vuelve a la capital española no ya con pie y medio en las semifinales -que ya lo tenía antes de empezar-, sino con la tranquilidad de no haber protagonizado una machada histórica. La rozó durante una hora de partido en la que deambuló sin rumbo por el césped. Mourinho apostó de inicio por Coentrao y Sahin, y nuevamente le salió rana el experimento. Rectificaría a tiempo dando entrada a Marcelo y Kaká, que revolucionaron el partido en la última media hora. El brasileño concretamente, marcaría el segundo gol, y asistiría a Benzema en el primero, que luego también marcaría el último en las postrimerías. Mientras tanto, del APOEL ni una noticia a excepción de su incansable afición, que por momentos soñó con seguir soñando, visto el comienzo del partido.

Y es que ni una persona sensata del mundo del fútbol hubiera podido dudar de la infinita superioridad del Real Madrid en la eliminatoria contra el APOEL. Aunque lo cierto es que en la primera hora le costó bastante plasmarlo en el marcador a los pupilos de Mourinho. El técnico luso volvió a experimentar con su alineación y quizás estuviera ahí parte de la responsabilidad de que el Real Madrid no trazara sus conexiones como habitualmente. Con Coentrao en el lateral izquierdo, Sahin de mediocentro, y Khedira a su lado, a los blancos les faltó empaque y saber estar en el GSP Stadium antes del descanso.

Ronaldo intentaba tirar del carro permanentemente con acciones individuales, pero la sensación fue de que el Real Madrid no supo realmente cómo meterle mano a un APOEL que se defendía como gato panza arriba. Valiéndose sólo con las galopadas de Aílton y el calor de su público en un estadio con la misma capacidad que el Coliseum Alfonso Pérez, pero con un alma que no tiene nada que envidiar a todo un Santiago Bernabéu. Y con eso le bastó ante ese gigante que llegaba para romper el sueño de la cenicienta.

Sin terminar de trenzar pases entre líneas, siempre bien vigilados por un APOEL suficientemente bien cerrado en su campo, el Real Madrid optó por tirar constantemente banales desmarques de escasos tres metros que no iban a parar a ninguna parte. Fue en las pocas veces que conectaron cuando los blancos crearon peligro: en el minuto 27 con un tiro fuerte del hoy pitadísimo Ronaldo que atajó Chiotis en dos tiempos, al borde del descanso también Ronaldo al no empalar un pase atrás de Ozil, y las más clara, la de Benzema. El francés no estaba brillando como acostumbra, y el mejor ejemplo, que perdonó a puerta vacía a la media hora lo imperdonable tras una buena triangulación de Ronaldo y Sahin.

Al Real Madrid le costaría veinte minutos de la segunda parte volver a pisar el área chipriota en una serie de rebotes favorables tras una falta lanzada por Ronaldo. Justo poco después de que Mourinho se decidiera a restablecer cierto orden en el campo dando entrada a Marcelo y Kaká, un lateral con confianza y al que le bastaron dos minutos para hacer más en ataque que el ‘mueble’ Coentrao, y un mediapunta  con el que intentar conectar en línea de tres cuartos. Curiosamente, dos minutos después, volvería a avisar Benzema con un tiro que se marchó al lateral de la red.

Y sería al poco cuando llegaría el mordisco definitivo, la alarma que despertaba al APOEL del sueño, la señal que despistaba al príncipe de su princesa. Kaká centraría desde el lateral siniestro para que Benzema cabeceara a gol desde el área pequeña de forma inapelable. El francés es imprescindible en este equipo, y goles tan importantes como éstos son los que sirven para cerrar debates. Y diluir experimentos. Porque los dos jugadores que entraron en la segunda parte habían revolucionado ya el encuentro.

No en vano, en el último cuarto de hora, el Real Madrid bien pudo haber metido cuatro goles. Metería sólo dos más. Sería primero merced a una buena jugada de Marcelo, mejor remachada por Kaká. No era casualidad. En las postrimerías, Benzema pondría la puntilla al aprovechar una buena asistencia de Ozil. El equipo merengue puede considerarse en semifinales. Ha solventado la trampa, para poder pasar al trámite. Múnich está un poco más cerca.
¡Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Artículos relacionados