thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 20 de octubre de 2013
  • • 17:00
  • • Estadio de los Juegos Mediterráneos, Almería
  • Árbitro: Carlos Delgado Ferreiro
  • • Espectadores: 9890
0
F
1

Almería 0-1 Rayo Vallecano: Gálvez devuelve la esperanza a balón parado

Almería 0-1 Rayo Vallecano: Gálvez devuelve la esperanza a balón parado

Getty Images

El conjunto franjirrojo da un salto de gigante en la clasificación y deja al Almería colista

Almería y Rayo Vallecano han protagonizado en el estadio de Los Juegos Mediterráneos un partido de ajuste de cuentas. Dos equipos necesitados, con dos estilos arriesgados. Ganó el conjunto de Vallecas, el mejor durante todo el encuentro.

Sin centro del campo. Aunque en la primera mitad faltaron los goles, ni los de Jémez, ni los de Francisco renunciaron a sus respectivos estilos. El conjunto rayista salió más enchufado desde los primeros minutos: jugadas rápidas, recital de asistencias, envíos desequilibrantes, contragolpes por doquier y por supuesto el habitual dogma de Paco Jémez con la línea defensiva muy arriba. A estas circunstancias se unió la dupla de Viera y el del San Luis del Potosí, Nery Castillo. El canario lo intentó tanto por el palo derecho de Esteban, como con balones escorados por la izquierda. Y el mexicano no fue menos con varias ejecuciones a solas en área contraria. Dominó el Rayo estos primeros 45 minutos con su toque rápido y su 58,1% de posesión, pero el Almería resucitó a partir del minuto 30. Una falta que sacó Suso perfecta y que Rodri remató a manos de Rubén hizo cambiar el rumbo del partido. Comenzó así el turno del contragolpe almeriense que aunque perdió mucho el balón, empezó a aprovechar los vacíos del Rayo. La primera mitad se jugó en ambas áreas, obviando el centro del campo.  

Pudo ser y fue. La segunda mitad no fue más que la primera. Los dos equipos continuaron con los roles de la primera parte hasta que en el minuto 64 Saúl fue expulsado por doble amarilla. El Rayo remó a contracorriente y el Almería en vez de ser más paciente, vascular, buscar espacios, pasar a Rodri y aprovechar la inferioridad rayista, creó todavía menos ocasiones. Jémez dio entrada a Larrivey en busca de frescura, aguante y desahogo para sus compañeros. El Almería continuó pasivo, sin llegar a la portería de Rubén, denso, anestesiado. Con este plantel sobre el terreno de juego en el minuto 78 llegó un rayo de esperanza. Gálvez de falta, aprovechando las últimas balas y  con 10 en el campo, firmó un golazo de falta que bordeó la barrera y que colocó en la escuadra del primer palo. Así ganó el Rayo Vallecano.

El Almería no remató a la contra como local, no tuvo pundonor y con esta derrota se queda otra vez sin un partido ganado, dentro del farolillo rojo. Para el Rayo las cosas no cambian mucho, pero esta es la segunda victoria conquistada en esta campaña que bien puede valer una permanencia. La victoria del Rayo pudo ser en el primera parte, y fue en la segunda.

Artículos relacionados