thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 24 de octubre de 2010
  • • 17:00
  • • Estadio de los Juegos Mediterráneos, Almería
  • Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 10000
1
F
1

Liga BBVA: Ulloa vuelve a salvar al Almería, con permiso del Hércules (1-1)

Liga BBVA: Ulloa vuelve a salvar al Almería, con permiso del Hércules (1-1)

El punta argentino fue el revulsivo saltando desde la banca para evitar una derrota, como ocurrió antes esta temporada ante la Real Sociedad. El Hércules se adelantó con gol de Nelson Haedo Valdez y bien pudo haber apuntillado de haber estado más decidido en ataque. El empate salva el puesto de Juanma Lillo, aunque la UD sigue sin ganar en casa.

Almería-Hércules (1-1):

Otra vez Ulloa. Tendrán que cambiarle el nombre y llamarle Salvador Ulloa. Porque José, el punta argentino, ha vuelto a evitar lo que parecía ser una derrota segura del Almería. Y esta vez, con destitución inminente de Juanma Lillo incluida, porque era éso lo que se olía en los Juegos del Mediterráneo. El técnico parecía condenado por culpa de un Hércules que por momentos estaba pasando por encima del equipo local. Pero los alicantinos le perdonaron la vida, y lo pagaron con dos puntos.

Lillo repetía once en el Almería por primera vez en esta Liga BBVA. Era, también, un mensaje del míster tratando de dar confianza a lo que tiene, incluso arriesgando con la inclusión de un Kalu Uche que estuvo tocado toda la semana. Está claro que fue un error sacar de inicio al nigeriano, viendo lo que ocurriría después.

De entrada, el Almería salió como casi siempre: fresco, valiente, con ganas de agradar y metiendo mucha gente en ataque. El Hércules, condicionado por dos bajas importantísimas (Trezeguet y Drenthe), se vio relegado a un papel de mero observador, sin poder dar tres pases seguidos cuando sus hombres cogían el balón.

Así las cosas, lo normal era que las ocasiones comenzaran a llegar sobre la meta visitante. La primera a los 9 minutos, con cabezazo de Uche que Cortés salvó bajo palos, y luego a los 21 llegó la primera parada de mérito de Juan Calatayud, evitando el 1-0 tras un remate del propio punta nigeriano, que a partir de allí ya no pesaría más en ataque.

Pero sí sus compañeros, Crusat el primero. Y también Pablo Piatti, que casi quema las manos de Calatayud con un disparo que el meta desvió a los 30 minutos. Parecía que el 1-0 acabaría subiendo al marcador... pero lo que llegó fue el gol del Hércules. Aunque, hay que decirlo, los alicantinos ya estaban comenzando a percutir con el juego de Rufete y Cortés, y allí, por esa banda derecha, llegó el tanto del 0-1.

Juanma Ortiz llegó tarde por dos veces al cierre ante Rufete y el ex Valencia acabó centrando hacia el mejor rematador posible: Nelson Haedo Valdez. El paraguayo remachó en el área pequeña su cuarto gol de esta Liga y a partir de allí se crecería como un algodón en el agua. Acabaría siendo uno de los mejores de su equipo.



Al descanso se llegó con los pitos de fondo de la afición de la UD, recrimimando lo de siempre a su equipo: que masticara mucho el juego, quizá de forma demasiado previsible, y que supiera cómo rematar bien las jugadas. La solución a este problema estaba en la banca, y Lillo tardaría unos 15 minutos en remediarlo. La clave era José Ulloa.

Antes de que el argentino saltara al campo, el Hércules, que ya jugaba en defensa con Sergio Rodríguez en lugar de Abraham Paz (salió lesionado a los 21 minutos, con rotura de fibras), comenzó a estirarse también a la contra. Comenzaban a aparecer los espacios y Haedo Valdez sabía cómo aprovecharlos, bien apoyado desde segunda línea por Aguilar, Thomert y Tiago Gomes.

Sin embargo, el gran héroe de los alicantinos fue Calatayud, que paraba todo lo que le lanzaban. Tras un cabezazo desviado de Carlos García en el que no tuvo que intervenir, sí que lo hizo luego para quitarle el gol a Juanma Ortiz. En la contra de esa misma acción, Diego Alves hizo su mejor parada en el Almería abortando un gol seguro de Javi Portillo.

Era el momento clave del partido. El que podría marcar la puntilla para el Hércules, o la heroica salvación de Lillo y de su Almería. El ingreso de Ulloa, junto con Diego Valeri, fue fundamental para llevar de nuevo hacia adelante a los locales. A los 80 minutos, Calatayud hizo su última gran parada evitando el tanto de Piatti. Pero el empate igual acabaría cayendo, casi por decantación.

Y lo marcó Ulloa. Tenía que ser él, el mismo que salvara la ropa en el Almería-Real Sociedad cuando anotó el empate casi in extremis. Esta vez, el Ciclón argentino supo leer bien un ataque en masa de sus compañeros y pese a que Calatayud paró sendos remates de Valeri y Crusat, el rebote le quedó al gigantón ex Castellón. Y la mandó a guardar (m.84).

Al Almería le quedaba fuelle para buscar el segundo, pero el Hércules ya no concedió más nada hasta el final del partido. Y el empate ha estado bien, ha sido lo más justo por lo que mostraron unos y otros.

La UD sigue sin ganar en casa, pero al menos ha evitado su segunda derrota allí, mientras que el Hércules es la máquina de puntuar. Ha sacado cinco resultados positivos en ocho jornadas, lo cual habla muy bien del trabajo del Boquerón Esteban y de la capacidad de adaptación de los nuevos fichajes que llegaron en el verano. Y hoy, sin Drenthe ni Trezeguet en el campo, lo cual es un hándicap considerable para los alicantinos.



La ficha y las calificaciones del partido:

Revive la RETRA con el minuto a minuto:

Elige al TOP-FLOP del partido. ¡Tu voto decide!:

Tu comentario: ¿Cómo has visto el partido? ¿Qué sensaciones te dejan ALmería y Hércules? ¡Opina, vamos!:

Artículos relacionados