thumbnail Hola,
En vivo

Campeonato de Europa

  • 28 de junio de 2012
  • • 20:45
  • • Stadion Narodowy, Warszawa
  • Árbitro: S. Lannoy
  • • Espectadores: 55540
1
F
2

Alemania 1-2 Italia: Un doblete de 'Super Mario' Balotelli destroza el rodillo alemán

La selección italiana será la rival de España en la finalísima de la Euro 2012 de Kiev después de eliminar al combinado de Joachim Löw en un excepcional partido

Ya saben los hombres de Vicente del Bosque quien será su rival en la final del próximo domingo en Kiev, después de que Italia venciera a Alemania por dos goles a uno. Así, se repetirá el duelo con el que se inauguró el grupo B en la primera ronda y que terminó 1-1.

Aunque los alemanes partían como favoritos antes del partido y dominaban claramente en las espectaculares gradas del estadio Nacional de Varsovia, la selección de Cesare Prandelli neutralizó el archiconocido rodillo alemán de la mano de un sensacional Mario Balotelli que, como premonizó Diego Armando Maradona, terminó de explotar en las semifinales del torneo.

El respeto fue la tónica general de los primeros minutos, aunque Alemania, con Toni Kroos en el once inicial, llevó la iniciativa en cuanto a ocasiones se refiere y primero Hummels al remate de un corner que sacó Pirlo bajo palos y luego Boateng con un peligroso centro-chut desde la derecha avisaron a los italianos.

Sin embargo fue Balotelli quien golpeó primero en el minuto 20. Gran jugada desde la banda izquierda del lateral Chielini que se la deja en corto a Cassano, y éste, después de dejar atrás a un Hummels muy blandito, pone un sensacional centro que el delantero del Manchester City remata con seguridad al fondo de las mallas.

La selección alemana no se echó atrás y lo siguió intentando durante el resto de la primera parte para deleite de los espectadores, que disfrutaban de una preciosa semifinal con el juego vistoso y rápido de ambas selecciones.

Hasta que ‘SuperMario’ Balotelli hizo honor a su apodo y, después de una espectacular asistencia en profundidad de Montolivo, definió a la perfección batiendo a Neuer con un cañonazo. Lo celebró por todo lo alto quitándose la camiseta, lo que le costó una tarjeta amarilla.

El paso por los vestuarios no sirvió de mucho a Alemania pese a quitar a unos desafortunados Podolski y Mario Gomez para dar entrada a Klose y Reus, ya que aun manteniendo la tendencia del partido e intentarlo todo durante la segunda mitad, sufría mucho sin balón permitiendo las peligrosas contras de los italianos, que pudieron marcar el tercero en cualquier momento.

El protagonista del partido, autor de los dos goles, también dio un susto al echarse al suelo tras un sprint, lo que llevó a Prandelli a sustituirlo para meter a Di Natale. Al parecer sólo fueron unos calambres, pero habrá que estar expectantes para ver cómo evoluciona la estrella.

Ya en el tiempo de descuento, Mesut Özil obtuvo el premio a su gran trabajo durante el partido y todo el campeonato con un penalti que convirtió en gol. A pesar de esto, el milagro fue ya imposible para Alemania, que quedó igualmente eliminada por 1-2.

Así las cosas, una vez más –y van ocho– la selección alemana no pudo ganar a Italia en un partido oficial. Además, se cumple la curiosa teoría de que cada ocho años disputan la final dos equipos del mismo grupo en la primera fase. Ya lo hicieron Portugal y Grecia en el 2004, Alemania y la República Checa en el ’96 y Holanda y la URSS en 1988.

El domingo, la finalísima entre las dos potencias del Mediterráneo.

Artículos relacionados