thumbnail Hola,
En vivo

Campeonato de Europa

  • 22 de junio de 2012
  • • 20:45
  • • PGE Arena Gdańsk, Gdańsk
  • Árbitro: D. Skomina
  • • Espectadores: 38751
4
F
2

Alemania 4-2 Grecia: El rodillo alemán no se apiada de Grecia

Los teutones fueron muy superiores al conjunto heleno y ya esperan rival en semifinales, donde se medirán al ganador del Inglaterra-Italia

Alemania no ha tenido piedad de Grecia, la defensa espartana impuesta por el técnico luso, Fernando Santos, apenas duró media hora. El esperanzador empate de Samaras en el segundo tiempo fue el anticipo de unos minutos donde los teutones han castigado con contundencia a su rival, dejando el marcador en 4-2.

El segundo encuentro de cuartos de final de la Eurocopa partía con el morbo generado por situación socio-económica de ambos países. Alemania comenzó con ritmo, rápida e incisiva, como le gusta a su seleccionador Joachim Löw. Un error de Miroslav Klose y dos lanzamientos de Sami Khedira fueron los primeros avisos de la ‘Mannschaft’, con apenas 6’ en el electrónico.

Grecia se disponía en el campo con un esquema defensivo, un 4-1-4-1, en el que sólo Dimitris Salpingidis, el jugador del PAOK, permanecía liberado de las tareas defensivas, situándose por delante de sus compañeros como único punta, acompañado esporádicamente por Samaras en los fulgurantes ataques que parecían misiones imposibles.

En el ecuador del primer tiempo, el panorama era el imaginado: los teutones ejercían su labor como un rodillo, inclinando el campo y buscando las asociaciones entre sus jugadores. Así llegaron una serie de acciones consecutivas: en la primera Ózil encontró al meta heleno, en la segunda Klose no llegó a contactar con el esférico y en la tercera era Reus el que enviaba el balón a las gradas.

Grecia asomaba la cabeza a la media hora de juego, con un disparo de Sotiris Ninis, un breve respiro ante el agobio que seguía imponiendo el once germano, aunque la falta de velocidad en la circulación empezaba a facilitar las tareas defensivas griegas. Los únicos que parecían poner en aprietos a la zaga rival eran Özil y Khedira.

El choque lo desatascó el lateral izquierdo, una posición en la que el jugador del Bayern, Philipp Lahm, se siente cómodo trazando diagonales y así abrir el marcador para Alemania, golpeando con la derecha como ya lo había hecho en la Copa del Mundo de 2006 contra Costa Rica. 38' y el plan griego se venía abajo. El guión tenía que cambiar.

Pero no varió ni un ápice y Los últimos minutos del primer acto se vivieron, de nuevo, en la parcela de Grecia, con los jugadores menos habituales del equipo teutón: como André Schürrle o Marco Reus a cada minuto mostrándose más incisivos. El pitido del final sonaba a música celestial para los hombres de Fernando Santos. Alemania cerraba los 45 minutos con 13 disparos, por dos por parte helena.

El técnico portugués quiso cambiar el curso del partido con un par de cambios: Gekas por Ninis y Fotakis por Tzavellas, jugadores con un perfil más ofensivo. Grecia buscaba la épica, que llegaba por mediación de Samaras, Otro robo balón junto a una rápida transición, llevada por Gekas, para encontrar al jugador del Celtic, quien se había filtrado perfectamente entre los centrales germanos. 1-1 en el marcador, 55'.

Una circulación de Alemania, a los 61', concluía por el centro del área con un acrobático remate de Khedira, impactando el cuero a las mallas. El futbolista de origen tunecino encontraba el premio a su gran torneo y al extraordinario partido que estaba disputando. La ‘Mannschaft’ recuperaba el control en el marcador, 2-1.

Acto seguido, Klose aprovechaba las facilidades defensivas de los helenos para cabecear un centro medido de Özil, tras botar una falta. El veterano jugador de la Lazio hacía acto de aparición en esta Euro y agigantaba su leyenda: 120 internacionalidades y 64 dianas.

Alemania no paraba su ritmo y facilitado por los cambios tácticos de Grecia, que había dejado dos centrocampistas en la medular, permitía a jugadores de la calidad de Özil aprovechar los huecos. De ese modo asisitó a Klose cuyo disparo rebotaba en el meta heleno para acabar siendo golpeado violentamente por Reus, y así subir el cuarto tanto para los germanos.

Grecia maquillaba el marcador, en el 88', al materializar Salpingidis un penalti, dejando el marcador en 4-2. Una anécdota dentro de un festival teutón, uno de los candidatos al título que tiene hambre de victorias.

Artículos relacionados