Iniesta se convierte en inmortal

El club le firma el primer contrato vitalicio de su historia por ser "un jugador irrepetible" según le describió el presidente Bartomeu
El artículo sigue a continuación

A los treinta y tres años Andrés Iniesta ya sabe que vivirá para siempre. Por lo menos, su nombre y su legado. Apenas tuvo claro que puede seguir siendo un jugador importante aceptó la propuesta que el Barcelona le había puesto sobre la mesa semanas atrás, convirtiéndose en el primer jugador de la historia de este centenario club en firmar un contrato vitalicio, porque se trata de "un jugador irrepetible" tal y como le describió un radiante Josep Maria Bartomeu, encantado por haber amarrado a otro de los pilares del equipo "en esta etapa que se abrió en 2003".

Iniesta renueva de por vida con el Barcelona

Por supuesto, el de Fuentealbilla es el principal responsable de "esa segunda juventud que dicen que estoy viviendo", participando con una regularidad no llegó a tener con Luis Enrique Martínez, quien optó por dosificarle. Ernesto Valverde, en cambio, le ha dado la presencia que el centrocampista requería para valorar su presente y tomar una decisión sobre su futuro. Mientras, el presidente Bartomeu le tenía preparado un contrato a la altura de la leyenda que ha alcanzado en el club de su vida. Son, junto al jugador, los dos principales responsables de la continuidad de Iniesta.

El manchego, lo había dicho en ocasiones, necesitaba tiempo para probarse, "porque no quiero estar por estar", una honestidad que encontró su premio en esta renovación inédita en clave azulgrana. El club confía en su capitán y el sentimiento es mútuo. Iniesta agradeció a todo el mundo, solo faltó mencionar a la prensa, el mismo día que celebraba 21 años desde que disputara su primer partido con el Infantil B del club azulgrana, construyendo una historia de amor nunca vista en el que será el único equipo de su vida profesional y en el que Iniesta, como jugador o como él quiera, vivirá para siempre.