thumbnail Hola,

Las Águilas se quedaron con la Copa Euroamericana al superar en penales al actual campeón de España.

En un partido de pocas emociones, América derrotó al Atlético de Madrid en penales 3-2, luego de que en el tiempo regular igualaron sin goles. Con este triunfo las Águilas se llevan el trofeo de la Copa Euroamericana y le dan un punto más al continente americano que en el torneo pierde 4-3.

Un juego típico de pretemporada, América puso un once inicial con poco más de la mitad de sus titulares y el Atlético si mandó a la cancha lo mejor que tenía, pero los jugadores colchoneros se vieron impresionados de ese monstruo llamado Estadio Azteca.

América tuvo un buen inicio sus ataques eran comandados por Raúl Jiménez, quien sabía que los ojos de Europa estaban en este partido y por ello se brindó al máximo para ser el hombre más peligroso del partido.

A los 15 minutos fue la jugada de mayor peligro y espectacularidad del encuentro. Jiménez dentro del área sacó el derechazo que fue atajado por Moyá a una mano. El grito de gol de ahogó en las casi 65 mil almas que se dieron cita en el graderío del coloso de Santa Úrsula.

Los de Simeone se veían intimidados, no lograban salir de su medio terreno con balón controlado y esto comenzaba a desesperar a su técnico que desde la banca no entendía el accionar de su escuadra, que tardó 25 minutos en tener su primera aproximación a la meta de González, pero el disparo de Juanfran rebotó en la humanidad del ‘Topo’ Valenzuela.

El miedo empezaba irse de los rojiblancos que empezaban a agarrar más la pelota y a poner en aprietos a González, quien vio como la pelota escurría dramáticamente ante un remate de cabeza por parte de Raúl García.

Para la segunda parte el juego cayó en un bache de emociones, los cambios dieron al traste con el partido y el cuadro madrileño comenzó a hacer faltas fuertes que orillaron al árbitro a sacar tarjetas amarillas.

La altura comenzó a afectar al ‘Atleti’ que en los últimos minutos veían como las Águilas tocaban el balón tratando de abrir espacios para generar peligro, pero en una bocanada de oxígeno que tomaron Raúl García sacó el disparo que venció a González, pero Mares salvó al América en la línea.

Jiménez continuó luciendo en el campo, el delantero peleó cada jugada como si fuera el último balón que disputaría vestido de azulcrema. Sacó un tiro que rozó el travesaño y de inmediato se lamentó llevando las manos al rostro.

El juego terminó en su tiempo regular con un sonoro abucheo y el ganador se tuvo que definir en tiros penales, donde las Águilas se impusieron con anotaciones de Jiménez, Zúñiga y Hugo González.

Artículos relacionados