thumbnail Hola,

El astro holandés se mostró frustrado por no poder definir el torneo en el Maracaná. Además dejó abierta la puerta para su continuidad.

Holanda cerró su Mundial venciendo por 3-0 a Brasil y subiéndose así al podio como el tercer mejor equipo de los 32. Para lograr esta victoria volvió a ser muy importante Arjen Robben, quien pese a no marcar goles fue determinante nuevamente para la Oranje.

"No es suficiente. Mereceríamos claramente estar en la final y no podemos jugarla. Está claro que nos queda una decepción. Estuvimos tan cerca de la final...", expresó el de Bayern Munich, quien dejó en claro que jugó hasta el límite para intentar ayudar a su Selección a ganar la Copa: "Yo lo di todo, estoy agotado, realmente".

El explosivo jugador, igualmente se mostró contento de ganarle al local: “Fue bueno ganarle a Brasil por 3-0. El partido fue excelente para nosotros, y creo que muy difícil para ellos, tras la gran derrota que sufrieron ante Alemania".

Sin embargo, el astro holandés se mostró realmente furioso con el arbitraje: "Este árbitro estuvo muy mal. Hizo todo lo que pudo para ayudar a Brasil. Por suerte para nosotros que no tuvo éxito. Pueden dudar del hecho de que Silva me derribó dentro del área, pero tenía que ser tarjeta roja. En el segundo tiempo debería me hicieron otro penal. Estamos en una Copa del Mundo y estoy muy molesto por todo esto".

Algunos intentaron buscar un conflicto por el hecho de que los jugadores de Brasil se retiraron sin ver la entrega de medallas a sus rivales, pero Robben bajó el tono: "Lo entiendo totalmente. Los brasileños estaban muy tristes. Esto no importa mucho. Les deseo lo mejor para el futuro".

Por último, Robben dejó abierta la posibilidad de seguir en el equipo Oranje en el Mundial de Rusia 2018: "No lo sé, faltan cuatro años, hay mucho tiempo por delante. Habrá que aguardar y ver. De mi parte, mientras aguante el cuerpo y mientras esté disfrutando, seguiré jugando por la selección".

Relacionados