thumbnail Hola,

Con las salidas de Gerard Deulofeu y la casi inminente salida de Thiago Alcántara, la junta directiva de Rosell está destruyendo la política de cantera del club catalán.

Parece que una de las novelas de mayor suspenso en el mercado de verano ha llegado a su fin, el ítalo/brasileño Thiago Alcántara, se ha decidido por el Bayern Múnich de Pep Guardiola. Según la cadena COPE de España, el canterano de La Masía se ha decantado por seguir al entrenador que le dio la oportunidad de debutar con el primer equipo culé.

El error en haber dejado ir a Thiago Alcántara, estuvo en dirección deportiva del equipo, específicamente en las manos de Andoni Zubizarreta. El directivo del conjunto catalán, decidió hacer caso omiso a una cláusula en el contrato de Thiago, donde se estipula que si no juega un determinado número de partidos durante la temporada, al terminar la temporada su ficha baja de 90 millones de euros a solamente 18 hasta el 30 de julio como fecha límite.

Esta cláusula fue la que permitió que media Europa se peleara por los servicios del futbolista nacido en Bari. Debido a esto, David Moyes, entrenador del Manchester United, solicitó a la directiva de los ‘Red Devils’ el fichaje del internacional español. Pero no fue solo el conjunto inglés el que puso interés en su fichaje.

El ex entrenador del Barcelona, ahora entrenador del Bayern Múnich, Pep Guardiola, también solicitó el fichaje de Thiago para su equipo. El equipo de trabajo de Guardiola le propuso al futbolista un salario de 4 millones de euros por temporada y desempeñarse como medio centro, con Javi Martínez jugando como defensa central. El ex jugador del Athletic Club Bilbao ya tiene experiencia en esta posición con Marcelo Bielsa como técnico.

Según la emisora de radio, tras casi dos meses de suspenso sobre su posible destino, se asegura que rechazó ofertas del Manchester United y Real Madrid para jugar con Guardiola en Alemania. Thiago Alcántara estaba llamado a ser el sustituto natural de Xavi Hernández, su calidad es reconocida mundialmente a sus escasos 21 años.

Muchos aficionados culés y especialistas en el tema, aseguran que la posible salida de Thiago supondría una baja muy sensible para el equipo. Estaba previsto que en un futuro no muy lejano, fueran Thiago y Cesc Fábregas los encargados de suplir con garantías las eventuales bajas de Xavi e Iniesta. La política de cantera que el FC Barcelona profesaba durante la etapa de Laporta, ha sido destruida casi en su totalidad, en solo tres campañas por Sandro Rosell y su junta directiva.

Pero esta ‘metida de pata’ es solo una de las tantas que ha cometido la junta directiva encabezada por Rosell. Pareciera que el presidente blaugrana está atentando contra la política que Joan Laporta impuso de manera exitosa durante su mandato. Se ve claro que estas malas decisiones, fueron tomadas con la cabeza caliente, con el afán de no dejar rastro alguno del mandato de Laporta por diferencias entre ambos.

Las salidas de Gerard Deulofeu, Oriol Romeu, Isaac Cuenca, Marc Muniesa y la posible salida de Thiago, nos dan a entender que el Barça está completando un proceso retrógrada, en el que han vuelto a sus fueros de sobreponer la cartera sobre la cantera. Esto está afectando directamente a la escuela del fútbol base blaugrana, ya que no se goza de confianza como en los tiempos de Pep Guardiola, para aspirar a subir al primer equipo algún día.

La principal clave dentro de este fichaje, es el papel que juega Pere Guardiola, representante de Thiago y hermano de Pep. Fue a través de él, que el mayor de los Alcántara terminó decidiéndose por emigrar al fútbol alemán y buscar más minutos de juego, que le servirán para luchar por un puesto en la expedición de España de cara al Mundial de Brasil 2014.

Artículos relacionados