thumbnail Hola,

En esta semana dentro de nuestros 'Olvidables' te presentamos la historia del colombiano Dayro Moreno quien nunca justificó su arribo como estrella a los Xolos de Tijuana.

Su nombre era asociado con la palabra gol. Atacante de prestigio sudamericano que llegaba al fútbol mexicano con la amenaza entre los dientos de taladrar las defensas contrarias.

Dayro Moreno era contratado por los Xolos de Tijuana como su fichaje estrella y convirtiéndose en uno de los prospectos más interesantes para el Apertura 2011.

Junto a él, la directiva fronteriza armaba uno de los tridentes más importantes del fútbol mexicano con el arribo del argentino José Sand, ex goleador de Lanús y River Plate, así como Leandro Augusto, uno de los mejores mediocampistas que han llegado a nuestro fútbol.

Moreno había deslumbrado con Once Caldas de su país natal al ganar la Copa Libertadores de 2004 ante Boca Junior al contar con únicamente 20 años de edad.

Su calidad y olfato goleador estaba comprobado. Su talento no se ponía en duda, pero los rumores de indisciplinas en otros equipos levantaban sospecha. Además de que fuera de Colombia, no había brillado como se esperaba.

Así arrancó el torneo para Xolos, con un Dayro Moreno brillando con buenas actuaciones y sumando cinco goles en apenas siete jornadas. Pero fue a partir de la jornada ocho que el colombiano se apagó y no volvió a brillar.

El atacante no volvió a conquistar un solo gol con el equipo en el torneo. Se perdió un trío de fechas por lesión y después no volvió a ganarse la confianza de Joaquín del Olmo. Además que fue acusado por tener una vida más brillante en los bares de Tijuana que en el propio Estadio Caliente.

Esos cinco goles le habían dado la posibilidad de mantenerse en el equipo y que se contara con él para que el colombiano tuviera una revancha en México.

Todo iba de acuerdo a lo planeado hasta que el propio Dayro Moreno decidió abandonar nuestro país sin razón justificada.

El jugador no quiso presentarse más con el equipo fronterizo yéndose por la puerta de atrás del club y dejando a toda la afición esperando ver el verdadero nivel del jugador que les habían contratado con la etiqueta de crack.

Dayro Moreno volvió a Once Caldas donde intentó revivir sus buenas actuaciones y encontrar nuevamente su nivel. Hoy no milita más en ese equipo, fue fichado por Junior donde intenta emocionar nuevamente con su nivel.

El conjunto fronterizo encontró rápido a su sustituto y hoy ya nadie se acuerda del colombiano que vino como crack y que se fue dándole la espalda al club que apostó por él.

Por eso, Dayro Moreno es un ‘olvidable’ más de nuestra lista. Jugador de gran nivel en Colombia, pero que en el extranjero no supo como brillar.

 

Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados