thumbnail Hola,

Lucio Alejo Filomeno, un jugador que fue pura entrega y amor por la camiseta de Jaguares de Chiapas.

Lucio Alejo Filomeno, sin equipo en la actualidad, desde joven mostró muchas ganas y condiciones para jugar al futbol, es así que luego de vivir durante varios años en la localidad ferroviaria de Haedo, decide mudarse y probar suerte en el cuadro del Club Atlético Nueva Chicago; donde luego de deslumbrar con su talento y sus goles, debutaría a la corta edad de 15 años.

Filomeno desde muy joven intentó abrirse paso por el futbol internacional, sin embargo no logró consolidarse en ningún equipo europeo, por lo que después de militar en el Inter de Milán regresaría a Argentina con el San Lorenzo de Almagro, equipo que sería un trampolín para que el argentino llegara a Jaguares de Chiapas del fútbol mexicano.

Nace un ídolo

Lucio Alejo Filomeno, un jugador que fue pura entrega y amor por la camiseta de Jaguares de Chiapas.

Su paso por el cuadro chiapaneco tiene una de las estampas que no se podrán olvidar nunca en el cuadro felino y que a la postre se ganaría a los aficionados que empezaron a admirar y consentir al zurdo argentino que llegaría para quedarse en el corazón de los seguidores de los Jaguares.

El argentino llegaría al cuadro para el Apertura del 2002, con apenas unas horas de haber ingresado a territorio mexicano el sudamericano fue lanzado a la guerra en el primer partido contra Tigres de la UANL, con el marcador 0-3 Filomeno fue llamado por su técnico Salvador Capitano y entrando no más el argentino anotó el descuento, corría el minuto 82´ y con un remate potente puso el único gol de los Jaguares, una anotación de gran significado, era el primer gol en la historia del club en la primera división.

En las temporadas que Lucio Alejo Filomeno estuvo con Jaguares, el delantero marcó en 13 oportunidades. Los goles más recordados fue el primero contra Tigres que significaría el primero en la división de honor, también lo fue el gol que anotó al Cruz Azul y que le daría esperanzas de llegar con a la ultima jornada contra Tecos.

Uno de los pasajes más recordados es el gol que el anotó al América y que festejó al mejor estilo de Cuauhtémoc Blanco.

Con detalles como estos, Filomeno logró el cariño de  la afición y hasta hoy es recordado como uno de los grandes ídolos y como uno de sus mejores delanteros en estos diez primeros años de historia.

En la primera jornada del Apertura 2012, el jugador recibió un homenaje de parte de los Jaguares en honor a sus buenos momentos en el cuadro chiapaneco.

El argentino después de su partida en el 2004, se fue al fútbol de Corea del Sur donde solo estuvo seis meses y luego se unió al DC United de la MLS en el 2005 donde jugó 12 partidos y solamente anotó un gol.

Para el 2006 regresó a su tierra natal donde  volvió para jugar con Nueva Chicago, jugó 24 encuentros y anotó en ocho ocasiones, aunque de poco sirvieron sus goles, ya que el equipo perdió el partido que definía la permanencia ante Tigre y descendió.

En el 2007 pasó al Asteras Tripolis de Grecia,  tuvo su mejor racha goleadora con 21 goles en 57 partidos, posteriormente pasó al PAOK Salónica también de Grecia, pero las lesiones no le dejaron destacarse durante la temporada.

En el 2011 pasó al Atlético Rafaela, equipo en el que no tuvo participación y de que quedó fuera en agosto del 2012.

 

Año

Equipo

PJ

Goles

1995–1997

Nueva Chicago

32

(12)

1998

Udinense

0

(0)

1998–1999

Inter Milan

0

(0)

2000–2002

San Lorenzo

21

(4)

2002–2004

Jaguares de Chiapas

68

(13)

2005

Busan

15

(6)

2005–2006

D.C. United

12

(1)

2006–2007

Nueva Chicago

24

(8)

2007–2009

Asteras Tripolis

57

(21)

2009–2011

PAOK

37

(1)

2011- 2012

Atlético de Rafaela

0

(0)

 

Artículos relacionados