thumbnail Hola,

La Copa MX no tuvo el efecto que muchos pensaban iba a tener, pero independientemente de quien terminó en las semifinales, la calidad salió aflote.

Una enorme diferencia en lo económico, trato de "primera," estadios e instalaciones de lujo, no pudieron con el enorme corazón de cuatro equipos del circuito de ascenso de México.

San Luis, Pachuca, Toluca y Tijuana fueron desfilando en orden a la descalificación a manos de "cuatro patitos feos" llamados Dorados, Neza, Necaxa y Correcaminos que a base de pantalones y ganas de triunfar demostraron que en la cancha el billete es lo de menos.

Todavía recuerdo los comentarios sarcásticos de varios colegas que decían que la diferencia era abismal y que nunca los equipos de Ascenso MX iban a poder compararse con los de la renovada Liga MX, que ciegos estaban. La vida me ha dado la invaluable oportunidad de narrar tanto partidos del Ascenso MX, como de la Primera División de México y por eso advertía que si los ricachones de Primera se confiaban se iban a llevar una muy desagradable sorpresa como la que se llevaron en los cuartos de final de la Copa MX.

No podemos obviar que fueron cotejos muy pero muy cerrados, de hecho de las cuatro llaves tres se definieron en tanda de penaltis, pero la entrega, pundonor, coraje y amor propio de los de abajo, pudo más que la billetiza de los de arriba, por eso cabe muy bien aquello de los ricos también lloran.

Finalmente que destaco de la Copa MX: Primero, la valentía y entrega de equipos como Correcaminos que vino de atrás en dos ocasiones, una con el América y otra en cuartos de final ante el número dos de la general, Tijuana. Segundo, la oportunidad de ver a jóvenes promesas en la delantera de equipos de primera y Ascenso MX, que nos lleva a pensar que a pesar de lo que se dice en México si hay delanteros, lo que falta es que los dejen jugar.

Tercero, la oportunidad del público de Ascenso que es de primera, de ver a sus amados equipos dejar en el camino a esos cuadros que solo habían venido viendo por televisión. Cuarto, el interés de las televisoras por llevarnos todos y cada uno de los juegos de la fase de grupos y la etapa final, gracias de verdad.

Cierro diciendo lo siguiente: ¡Que viva la Copa MX! Y ojalá los "de arriba" recuerden que en el fútbol cuenta lo que se hace en la cancha y no basta con ponerse la camiseta para ganar los encuentros y obviamente mi reconocimiento a los cuatro finalistas de la Copa MX que son Dorados, Neza, Necaxa y Correcaminos, felicidades por la hombrada. Los veo en las finales para saber quién de los “de abajo” levanta esa Copa a la que nadie le hacía caso, bueno solo algunos que amamos el fútbol independientemente de la división en que se juegue, ¡hasta la próxima!

Sigue a GOAL MÉXICO en

Artículos relacionados