thumbnail Hola,

El delantero del Manchester United se reunirá nuevamente con David Moyes para hablar de su posible transferencia al Chelsea.

Tras un largo mes de recuperación, luego de haber tenido que regresar a casa por una lesión en los isquiotibiales, Wayne Rooney se reunirá esta semana con sus compañeros de equipo y con David Moyes, con quien espera ponerse de acuerdo respecto a su situación en el club y a su posible transferencia al Chelsea que dirige José Mourinho.

Según los rumores, el jugador que se perdió un mes de la pretemporada llevada a cabo entre Asia y Oceanía, tendría todo acordado para llegar al equipo dirigido por Mourinho, el cual le habría ofrecido un salario semanal de alrededor deUS$300.000 y ya había hecho una oferta, previamente rechazada, de 30 millones de dólares. Pese a esto, Moyes, quien aún espera la llegada de algunos refuerzos, insistió en querer contar con el jugador y son estas las cuestiones que espera arreglar en su próxima reunión.

Sin importar de la intención del técnico, el deseo del goleador parece ser definitivo y con base en eso también él está expectante respecto a lo que pueda suceder cuando el equipo regrese a las prácticas en Inglaterra. De otro lado, también se evaluará la recuperación de la lesión y a partir de eso, se confirmará si Rooney se une o no a sus compañeros en el próximo viaje de pretemporada, que se realizará con destino a Oslo y del cual no se ha confirmado si hará parte.

ROONEY EN LA TEMPORADA

ESTADÍSTICAS DEL JUGADOR (2012-13)
JUEGOS
27
GOLES 12
ASISTENCIAS 10
TOTAL DE TIROS
86
TIROS AL ARCO
35
TIROS BLOQUEADOS
20
TIROS AFUERA
31
EFICACIA
53%

Más allá de este hecho, las fuentes aseguran que la relación entre el técnico y su, por ahora, dirigido es cordial, pues ambos se han comunicado telefónicamente y aunque sólo tuvieron la oportunidad de reunirse a comienzos de julio, se podría decir que se llevan bien. De igual forma, Moyes aprovechó estas conversaciones para aclarar las declaraciones, que según él fueron sacadas de contexto, donde aseguraba que Rooney era su ‘back up’ para Robin van Persie y reafirmó la importancia del jugador dentro del esquema que tiene planeado, elogiándolo, además, cada vez que ha podido hablar con la prensa.

Desde el club, por su parte, no han encontrado la forma de resolver la situación, pues si bien no le quieren ofrecer un contrato a largo plazo al jugador, al considerar que ya sus mejores días pasaron, tampoco creen que dejarlo ir de manera tan sencilla sea la solución. Por eso estas dos semanas se han mantenido como un tiempo muerto, donde desde ninguna de las dos partes se asegura nada, pero se analiza cada movimiento y se espera la llegada del final del mercado de pases con algo de ansiedad.

De igual forma, cada parte deberá realizar lo suyo si se quiere llegar a una conclusión, por el lado del Chelsea la oferta debe aumentar y eso facilitaría las negociaciones, en cuanto a Rooney, quien ha preguntado a Frank Lampard y Ashley Cole por Mourinho, también se estaría planeando la presentación de una solicitud formal de transferencia (Transfer Request), según dicen en su entorno. Pero el jugador se quiere mantener ajeno a la situación y dejar todo en manos de Paul Stretford, su representante, pues sabe que está en la mira de varios hinchas del United y no quiere salir del equipo siendo odiado, por eso espera con calma por una decisión.

En cuanto a Moyes se refiere, el entrenador tiene claro que no se puede permitir la salida de Rooney sin contar por lo menos con un refuerzo de renombre en el equipo, por eso después de no conseguir a Thiago y de que la situación de Fabregas se haya convertido en una novela, el escocés intenta ir por Morouane Fellaini y Leighton Baines, a quienes será difícil alcanzar. Todo esto, sin desvincular al Manchester United de los grandes nombres del mercado que aún quedan disponibles.

Y detrás de todo este entramado, también aparece la figura de Mourinho, quien ya habló con Roman Abramovich, le dejó claro su pedido y cree que la llegada de Rooney sería clave para el equipo, pues considera que con el delantero, su esquema 4 – 3 – 2 – 1 quedaría completo y listo para conseguir más éxitos, ya que por las bandas cuenta con la llegada de Hazard y Oscar.  

Entretanto, la situación de Rooney aún no concluye, pero es un juego en el que todos participan y en el que también todos podrían resultar beneficiados. El jugador con su salida, el Manchester United con la llegada de un dinero importante tras un mercado de pases que no le ha resultado tan efectivo y el Chelsea que espera ansioso para cumplir el pedido de su nuevo técnico. Aun así todos deben seguir esperando y una nueva noticia se tendrá cuando el delantero y David Moyes se reúnan nuevamente.

Artículos relacionados