thumbnail Hola,

Muricy Ramalho, técnico del Santos, admite que la joven perla brasileña se está cansando del fútbol y lo que le rodea en Brasil y que podría poner rumbo a Europa

"Creo que está ya cansado del fútbol brasileño. Siempre defendí que se quedara, porque no tenemos a nadie más. Todo cambia, pero no es justo que siempre estén tan encima suyo. Que si el pelo, que si la novia... Somos agresivos en ese sentido y pienso que tendría que ser al revés, que tendríamos que animarle. Al principio, no sabía sí él iría a jugar a Europa, ya que ahí hay 300 como él. Ese era mi miedo. ¿Qué ira a hacer ahí? Pero ahora todo es diferente y yo también estoy harto de oir según que cosas".

Estas palabras perteneces a Muricy Ramalho, actual entrenador del Santos y del jugador brasileño más deseado del momento: Neymar. Y es que en los últimos tiempos parece que se haya ido preparando todo, poco a poco, por el entorno del jugador para que Neymar ponga rumbo a Europa y, muy posiblemente, al FC Barcelona con el menor impacto posible, como si el jugador se hubiera ido cansando de jugar en su país, que se le queda pequeño, que los rivales le faltan al respeto o que la afición rival le abuchea cuando hace sus regates y florituras con el balón.

Sobre esto último volvía Ramalho a comertar que "el otro día vi el partido del Borussia contra el Real Madrid y el número 10 (Mario Götze) había sido traspasado al Bayern. A la gente no le gustó, pero no le abuchearon. Si eso llega a suceder en Brasil, por el amor de Dios... Por eso estoy un poco molesto." Y lo hizo en rueda de prensa tras eliminar al Palmeiras y sin hablar casi sobre el partido, centrando todo el la figura de Neymar.

Por último ensalzó al internacional brasileño para no dejar duda de su calidad como persona: "Y que sepan una cosa. Neymar es un ídolo y un buen tipo. Es un buen ejemplo para los niños, atiende bien a todo el mundo, es humilde. Hay que darle tiempo. Tiene 21 años..."

Artículos relacionados