thumbnail Hola,

Ante el ofrecimiento de Lugano, el equipo de Allegri prefiere un perfil joven como el de Coates para reforzar su defensa.

Exclusivo

No sólo Honda, Ljaijc y eventualmente Matri están entre las posibles llegadas. El Milan quiere un estilo diferente a partir de nuevos jugadores y tiene plazo para lograrlo hasta el 31 de agosto. Por eso, además de apelar a la reducción del número de jugadores, tras la reconfirmación de Massimiliano Allegri en su cargo, el entrenador quiere lograr una recuperación corporativa, algo que empezará a mostrarse de a poco e iniciará principalmente por la defensa.

Luego de recibir la oferta de Lugano, quien no convence al conjunto milanista, se optó por iniciar algunas conversaciones por Sebastián Coates, el jugador del Liverpool, quien le parece una mejor apuesta a todos los dirigentes. Así mismo se habla de las posibles salidas de Salamón, Abate y Antonini, con el fin de que tengan mayor ritmo de juego y logren una regularidad que les de experiencia en caso de volver.

En cuanto a los otros jugadores, se cree que De Sciglio pasaría estar volcado únicamente a la parte derecha, mientras que Zapata y Mexes serían la punta inicial del grupo defensivo, a lo cual se sumarían Yepes y Bonera como los comodines en caso de emergencias.

El grupo de trabajo de Galliani anda en la búsqueda de los perfiles que quiere Allegri, sin embargo, aún no ha tomado decisiones respecto a quienes llegarán. Pese a esto, no hay problemas ni presión por el cupo de extra comunitarios, ya que con la salida de Robinho, quedará una vacante que probablemente será ocupada por Honda.

Como ya se dijo, la parte defensiva será vital y aunque se hizo un primer intento por hablar con Vidic, el Manchester United le cerró la salida al serbio y le ofrecerá una renovación convincente, por eso llegó la propuesta por Lugano, quien estuvo a préstamo la temporada pasada en el Málaga y cuyo pase pertenece al PSG, sin embargo, la idea de contar con alguien un poco más joven hizo fijarse a la dirigencia en otro uruguayo, en este caso Sebastián Coates, del Liverpool por quien se pagaría una transferencia de al menos 6 millones de dólares.

Por eso, con el valor de la transferencia y su juego, mostrado en la Copa América de 2011, la llegada de Coates parece una gran alternativa, teniendo en cuenta que puede ser un buen reemplazante para Mexes y que de esta forma el francés no sufriría el exceso de partidos. Para terminar esta serie de características, el uruguayo cuenta con pasaporte español y eso motiva más aún a los dirigentes ya que otra transferencia con un jugador fuera de la Comunidad Europea dejaría en problemas al equipo de ‘Rossoneri’ que ya tiene los cupos de extra comunitarios completos.

Artículos relacionados