thumbnail Hola,

La novela del verano tendrá como protagonista a Juan Manuel Martínez, relegado al banco de suplentes de Corinthians, pretendido por los gigantes argentinos.

Juan Manuel Martínez está condenado al ostracismo en el Corinthians. Llegó como uno de los refuerzos más deslumbrantes del flamante campeón de América pero aparentemente su ciclo en el fútbol brasilero será exiguo. Sin lugar en el primer equipo, su deseo es marcharse para ganar continuidad y así poder luchar por un lugar en la Selección Argentina. Con sus gambetas con la camiseta de Vélez en la memoria, los cinco grandes preguntaron por su situación, según confesó su padre, Carlos Martínez, en radio La Red.

"Me llamaron los cinco grandes (Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo) preguntando por él. Que lo quieran todos es un orgullo enorme" informó Martínez. Además, agregó que su situación depende de "lo que quiera hacer el Corinthians". El director de fútbol del Timao, Roberto de Andrade, se pronunció inmediatamente sobre la situación del Burrito: "Martinez tiene obsesión de jugar en la Seleccion Argentina y se está moviendo para eso".

A pesar del optimismo de algunos clubes con respecto a la posible incorporación del Burrito, de Andrade agregó: "El sólo se irá de Corinthians si pagan lo que Corinthians exige, por préstamo nunca. Si el jugador se quiere ir afuera y alguien quiere pagar lo que nosotros pedimos, Corinthians no impedirá a nadie de irse". Con una cláusula de recisión de 30 millones de dólares, es impensado que cualquier equipo argentino pueda ficharlo. ¿Cuál será el futuro del Burrito? De los grandes argentinos, Boca pica en punta porque juega la Copa Libertadores, pero seguramente el Timao tampoco querrá prestarlo a un candidato natural en la lucha por el máximo cetro del fútbol sudamericano.

Artículos relacionados