thumbnail Hola,

El volante de River se mantuvo cauto a pesar de la goleada ante Arsenal. "Los comentarios mediáticos o de la gente van de la mano con los resultados", comentó.

El presente de River tiene un grado de bipolaridad impactante. La semana pasada, estaba en duda la continuidad de Matías Almeyda y ahora, luego de la goleada ante Arsenal, el último campeón, todo está calmo y los jugadores demostraron un apoyo incondicional para con el técnico. "Los comentarios mediáticos o de la gente van de la mano con los resultados", manifestó Martín Aguirre en diálogo con Jogo Bonito por Radio 9.

"El abrazo de Ponzio con Almeyda no estaba previsto, salió naturalmente y fue espontáneo. Qué mejor respaldo para el técnico que en la cancha. No sé si se volverá a repetir fue algo que salió en el momento", contó Aguirre con respecto al festejo en el primer gol ante Arsenal. Luego llegaron más goles y otra muestra del bienestar del plantel fue el abrazo de Rogelio Funes Mori con Carlos Luna, dos delanteros que pelean por un puesto.

"El triunfo cambia en lo anímico, en lo moral. Da tranquilidad en la semana para trabajar. A veces no nos sale lo que nos pide Matías (Almeyda) y después las críticas recaen sobre él", manifestó el volante. Ahora se viene una parada difícil para River, no sólo porque enfrenta a Godoy Cruz sino porque vuelve al Monumental, donde aún no ganó en lo que va de este torneo. "El Turco (Asad) es muy inteligente para plantear los partidos. Con sus recaudos, pero va a salir a buscar el partido", adivirtió.

Por problemas personales, David Trezeguet no pudo entrenar en toda la semana por un viaje a Francia y ni siquiera estuvo en el banco ante Arsenal, sin embargo, Aguirre destacó el peso del delantero: "David es importante como capitán, como figura y por lo que representa como jugador. No es cualquiera estamos hablando de alguien que fue Campeón del Mundo". También Matías Almeyda aclaró que lo considera muy importante a Trezeguet y dio a entender que será titular el próximo domingo ante el Tomba.

"El Nacional B es mucho más difícil porque me tocó jugarlo en un club como River, teníamos la obligación de ganar y eso lo dificulta", explicó Aguirre, y agregó: "Yo lo jugué con otros equipos y no era lo mismo. Nos estamos adaptando nuevamente a la Primera. Acá es más veloz el juego y la mayoría de los equipos sale a jugar".