thumbnail Hola,
Desde que el indonesio Thohir llegó a Inter su idea fue sanear las finanzas del club.

Thohir planea una revolución en Inter

Desde que el indonesio Thohir llegó a Inter su idea fue sanear las finanzas del club.

Getty Images

El nuevo dueño del equipo de Milán quiere reorganizar el club y para eso está dispuesto a no renovar con varios jugadores, entre ellos Samuel y Milito.

Desde su llegada, el indonesio Erick Thohir ha planteado cambios radicales en Inter. El equipo, que por tercer temporada consecutiva no logra una buena campaña en la Serie A, y que más allá de la llegada de Walter Mazzarri a la dirección, no deja de ser un equipo que muchas veces puede parecer débil, quiere empezar una transformación tanto en lo financiero como en lo deportivo.

Para ese fin, Thohir, con el apoyo de Mazzarri está planeando la salida de varios jugadores, la llegada de algunos otros de contratos mucho más pequeños y una movida grande en la cual los históricos, como Javier Zanetti, Walter Samuel, Esteban Cambiasso y Diego Milito, se verían afectados.

El caso de Milito y Samuel, parece definido. Ambos están en la búsqueda de un nuevo equipo, ya que pese a hacer parte del exitoso grupo que conformó Mourinho, y que se alzó con todo, sus salarios son altos y en este momento no son el tipo de jugadores que el entrenador está buscando.

Asimismo, otros que podrían seguir ese destino son Christian Chivu, Luca Castellazzi, Mariga y Mudingayi, entre otros. De hecho, es Milito quien tiene el contrato más alto de todos, seguido por Chivu y Samuel, pero lo que está claro es que el club podrá ahorrarse alrededor de 27 millones de dólares con la salida de estos jugadores.

En una situación diferente, pero bajo la misma idea, entrarían Zanetti y Cambiasso, dos históricos del equipo, que por trayectoria y por todo lo que le han dado se sentarían a hablar con el presidente en las próximas semanas, con la idea de ver si siguen como jugadores, aunque Thohir estaría planeando, bajo el consenso con Mazzarri, darles un lugar en la dirección del club.

La idea entonces está clara, una revolución desde lo financiero y lo deportivo, con base en jugadores cuyo contrato no sobrepase los 8 millones brutos al año y donde lo primordial es el renacimiento de un equipo en los próximos dos años. Algo con lo que el magnate indonesio se comprometió desde su llegada a la institución.

Artículos relacionados