thumbnail Hola,

El equipo que dirige Rudi Garcia está cada vez más cerca del argentino de PSG. La cercanía de su director deportivo, Walter Sabatini, con el jugador, sería clave.

EXCLUSIVO

En medio de los rumores y de todas las noticias que suenan, Roma ya empezó a moverse en el mercado para quedarse con Javier Pastore, el jugador argentino que quiere regresar a la Serie A y cuya cercanía con el director deportivo romano lo dejaría a un paso de volver al fútbol italiano para reforzar a los dirigidos por Rudi Garcia.

La llegada de Leandro Paredes, un joven talento proveniente de Boca, y el intento por establecer acuerdos con Verona por Iturbe y Jorginho, también son puntos clave en la agenda de un equipo que quedó en manos de Walter Sabatini como director deportivo, tras la partida de Franco Baldini, quien ahora se encuentra en Tottenham.

Por eso, más allá de todo lo que se dice, y las menciones a Nainggolan, parece que el actor principal de todo esto es Pastore, quien desde que jugaba en Palermo es uno de los elegidos por Sabatini y quien sería la carta a la que aspiraría Roma antes de final de mes.

En este sentido, también será importante ver qué sucede con Pjanic, uno de los que ha sonado más fuerte para llegar a PSG y quien Laurent Blanc estaría muy interesado en llevar a Paris, pero que Roma no estaría dispuesto a dejar partir hasta el verano europeo, es decir, hasta mitad de año.

Entonces, a partir de estas alternativas, el conjunto romano ofrecería entre 8 y 9 millones de dólares por un préstamo con opción de compra en su primera etapa y en junio, si la compra se hace efectiva, se entregarían entre 17 y 20 millones de dólares más por el pase, a lo cual habría que sumar los premios por rendimiento, los cuales también irían a favor del conjunto francés.

El negocio no es un hecho, aún queda tiempo para que los equipos hablen, pero Roma parece ser el candidato número uno para un jugador que quiere volver al fútbol italiano y que si bien era pretendido por Milan, ahora sólo los capitalinos son la opción principal, pues el conjunto rojinegro, tras la salida de Ariedo Braida, quien era el que más pugnaba por el jugador, también desestimó la idea de contratarlo.

Asimismo, Roma debe analizar el futuro de algunos jugadores que aún no se sabe cómo seguirán, este es el caso de Borriello, Marquinho y Bradley, quienes tienen algunos clubes detrás, pero que aún no salen de la institución.

Artículos relacionados